El Gallo hace historia y va por su primer titulo de liga

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Merecidamente y con todas las de la ley, el Querétaro es digno finalista al derrotar en casa al Pachuca 2-0, global 2-2, pero por la mejor posición en la tabla avanzó. De una manera arriesgada y de mucha estrategia, Víctor Manuel Vuc etich le ganó la partida a su colega Diego Alonso. Los Gallos supieron manejar el resultado adverso que sufrió en la ida para hacer lo necesario en la vuelta y van por su primer final de liga. Ángel Sepúlveda y Jonathan Bornstein fueron los encargados de menear las redes hidalguenses y que a la postre le dieron a su equipo el pase a la gran final mexicana, que como rival tendrán al Santos, en una final inédita.

El Rey Midas le dio una buena lección al técnico tuzo, a pesar de haber arriesgado mucho en los últimos minutos finales, al cederle la iniciativa al Pachuca, equipo que no tuvo la sapiencia ni las variantes necesarias para batir la doble muralla queretana, que por más embates que le cayeron no se derrumbó.

Además Vuce, dejó en claro que un jugador no está por encima de un técnico, tal es el caso de Ronaldinho, quien fue banca y no vio ni un solo minuto de juego y se le vio apoyando a sus compañeros. Otro brasileño que sí destacó fue Danilinho, quien tuvo una noche de sacrificio y fue quien asistió en los dos juegos del Querétaro.

Tal y como se esperaba, los Gallos salieron con todo el ‘punch’ en el primer tiempo, teniendo como aliados a su afición. Sepúlveda reventó el travesaño a los seis minutos de juego, dejando ver su peligrosidad ante la mirada atónita de Óscar Pérez.

Justo a los 12’, el canto de los Gallos apareció en La Corregidora, Danilinho sirvió un pase filtrado a Sepúlveda quien se encargó de sacar de la jugada con un movimiento de cintura a Aquivaldo Mosquera para ingresar al área y aprovechar el resbalón de Miguel Herrera para añadir su disparo al marco del Pachuca.

A diferencia del partido de ida, los Tuzos salieron aterrorizados, con la brújula desorientada, con su medio campo partido, Walter Ayoví y el Burrito Hernández no pudieron ejercer condiciones y les ganaron la partida. Conforme transcurrió el tiempo, el cuadro de Diego Alonso apretó tuercas, con un Ayoví más participativo y Pizarro generando espacios por la banda de la derecha.

La escuadra local estuvo cerca de clavar el segundo pero Emmanuel Villa falló frente al Conejo, en una jugada que puso los nervios de punta a los hidalguenses y segundos después Yasser Corona puso a prueba las manos del arquero tuzo, haciendo una excelente parada.

SEGUNDO CANTO

El medio tiempo le sirvió a Vucetich para reacomodar a su oncena y exigirles ese gol del pase, mismo que causó efecto en los botines de Bornstein, gracias a un pase filtrado de Danilinho y sellar el gol que significó el pase a la final y la eliminación de los Tuzos del Pachuca al minuto 49. Alonso mandó un mensaje agresivo al campo, su estrategia fue de 4-2-4 misma que no causó efecto ante la posesión de balón, ya que Vuce echó el camión para atrás en busca de cerrar su puerta.

Final dramático, Pachuca esperando el gol salvador, como le sucedió contra el América y Querétaro con el agua hasta el cuello pidiendo el final.