El iPod

La canción #6

iPod
iPodwikipedia.com
Por:
  • Rogelio Garza

El iPhone mató al iPod vía streaming. El 10 de mayo Apple anunció que dejará de producir el iPod Touch, el último modelo del reproductor Mp3 que cambió la forma en la que escuchábamos la música. No era el único dispositivo de este tipo, pero sí el más relevante por su diseño y porque Steve Jobs era un adicto a la música, la tecnología y la mercadotecnia que logró colocar casi 500 millones de iPods entre nuestras manos y oídos.

El iPod es como un hijo conceptual del casete, el Walkman y el Discman: un dispositivo para llevar tu música que te quepa en el bolsillo. También es padre del iPhone. El lanzamiento mundial del iPod, en octubre de 2001, fue un evento espectacular. La gran promesa de Jobs era que “escuchar música nunca volverá a ser lo mismo”. El hombre de la ecuación LSD + JOB = MAC sostenía la pequeña caja musical de cinco GB mientras declaraba que “la música es parte de la vida de todos”. Su invento podía almacenar hasta mil canciones y reproducirlas durante diez horas continuas. El pequeño disco duro con interfaz para seleccionar canciones introdujo nuevas formas de escuchar, almacenar, organizar, portar y compartir la música en formato digital con calidad de CD.

El pequeño disco duro introdujo nuevas formas de escuchar, almacenar, portar y compartir música 

El salto del Walkman al iPod fue otro gran paso para el planeta. Desde los años noventa pedaleo bicicletas en la montaña, siempre con música. Antes cargaba una Camelback con agua, parches, Walkman, tres casetes de 90 minutos y dos juegos de pilas. Hoy sólo llevo un pequeño Shuffle en la bermuda, impensable cargar con todo aquello. Me pone mal pensar en la cantidad de walkmans y pilas que usé y terminaron en los depósitos de reciclaje. En 2005 armé un iPod negro y le metí diez mil canciones de mis CDs, lo cual me sigue pareciendo fantástico y por eso lo conservo, me hace preguntar cuántas canciones hay en mi cabeza. Entonces llegabas a la fiesta y lo conectabas con una playlist. O ibas a sesiones en las que se desenfundaban los iPods para los duelos de canciones hasta el amanecer.

Un hito en la industria, con su rueda de navegación como timón de nave musical y su pantalla que desplegaba discos, canciones y listas de reproducción. Se hizo una línea de productos iPod: Classic, Mini, Shuffle, Nano y el Touch, al que le metieron teléfono y aplicaciones para hacer el iPhone. También abrieron iTunes, que se convirtió en Apple Music para los usuarios de la marca. Con las plataformas de streaming, el parricidio tecnológico de Apple se cumplió y el iPhone transformó la caja de música en un objeto innecesario que descansa con Jobs.