Instituto Mexicano de Cinematografía

Exhibición del cine nacional, con pendientes

En 2022 se contabilizaron al menos 258 largometrajes en alguna etapa de producción, según el Anuario Estadístico del Imcine, uno de los grandes pendientes es la exhibición

La directora del Imcine, María Novaro, en la Cineteca de las Artes, ayer.
La directora del Imcine, María Novaro, en la Cineteca de las Artes, ayer.Foto: Carlos Mora, La Razón
Por:
  • Adriana Góchez

“Nos falta mucho por hacer, por entender cómo facilitamos, qué necesitan, que requieren para que nos ayuden a posicionar el cine mexicano”, comentó ayer la directora del Instituto Mexicano de Cinematografía, María Novaro, durante Encuentro de Medios 2023: ¿Qué hacemos con la exhibición de cine mexicano?

La funcionaria señaló, que si bien el séptimo arte nacional se encuentra en un buen momento en cuanto a la producción, en 2022 se contabilizaron al menos 258 largometrajes en alguna etapa de producción, según el Anuario Estadístico del Imcine, uno de los grandes pendientes es la exhibición.

“Se producen cifras récord en la historia de nuestro país, el cine mexicano gana reconocimientos internacionalmente. Queremos que no sólo se produzca, sino que se expanda lo que está sucediendo, que se vea, que el cine mexicano en toda su diversidad sea tema de conversación”, apuntó.

Destacó que entre las iniciativas que ha impulsado el Imcine están MXNuestro Cine, el primer canal de televisión pública dedicado al séptimo arte nacional; la programación de la Cineteca Nacional de las Artes y el programa “Cine a bordo”. En la cinética que recientemente abrió sus puertas, detalló, se proyectaron 77 películas nacionales, que fueron vistas por más de 52 mil espectadores.

“El público sí quiere ver cine mexicano, hay que ponérselo a su disposición”, comentó la también cineasta María Novaro.

Por su parte, Carlos Rodríguez, director, productor y exhibidor audiovisual, habló de la importancia de acercar a las audiencias el cine que se ha hecho en las últimas décadas y los años recientes, porque se tiene la idea de que el cine mexicano sólo es el que se hizo durante la Época de Oro.

“Hay grietas que se tienen que reparar entre la exhibición y los públicos; y la exhibición y la producción”, dijo.