Segundo documental de la actriz

Ofelia Medina muestra fervor detrás del ritual de la virgen de Zapopan

La artista narra y dirige La llevada y la traída, en el cual da cuenta de la peregrinación que anualmente reúne a
2 millones de personas; “es una superproducción”, destaca

Peregrinos, en el Lago de Chapala, en Jalisco.
Peregrinos, en el Lago de Chapala, en Jalisco.Foto: Especial
Por:
  • Diego Guerrero

La actriz Ofelia Medina se introdujo hasta la médula en el ciclo ritual de la Virgen de Zapopan, con 300 años de historia, para dar cuenta de esa costumbre en el documental La llevada y la traída, producción que implicó tres días de rodaje con 11 equipos de filmación para seguir la travesía de dos millones de personas, que trasladan la figura religiosa por 180 sitios.

“Es una superproducción, ya quisiera el 007 el desfile de los muertos, está más chingón éste. ¡Tenemos dos millones de protagonistas, son dos millones de personas”, destacó recientemente en conferencia de prensa Medina, quien escribe, narra y dirige este largometraje.

La actriz de Al límite de la venganza reconoció que trabajar en el documental fue un reto, demoró aproximadamente año y medio en concluirlo. “Nada más revisar el material fueron tres meses”, compartió.

El largometraje, que muestra esta tradición jalisciense, originalmente lo iba a realizar el laureado cineasta mexicano Guillermo del Toro, con quien se puso en contacto el gobierno de Zapopan; sin embargo por temas de agenda no lo pudo hacer y el director de La forma del agua sugirió que Medina se encargara del proyecto.

A cada visita de La Peregrina a barrios, mercados y parroquias nuestro asombro crecía… Hacer este documental me emocionó

Ofelia Medina, Actriz

“Estuvo cañón porque de entrada yo dije que sí, pero no sabía en la que me metía”, reveló Ofelia Medina.

En La llevada y la traída, documental producido por la Universidad de Guadalajara y el municipio de Zapopan, se aprecia el sincretismo religioso en México: danzantes ataviados con plumas y conchas, que recrean la época prehispánica, al tiempo que se observa a una virgen mestiza, la cual es acompañada por creyentes, feligreses, curas y monjas. Además de mostrar cómo las personas terminan lastimadas de los pies y rodillas; o a creyentes conmovidos.

También se refleja cómo esta tradición llega a todas las generaciones, se ven desde infantes, jóvenes y adultos, hasta ancianos, quienes recorren nueve kilómetros, en un peregrinar que inicia el 12 de octubre de cada año.

“Doy gracias a la vida que pudimos hacer y terminar esta película y a las compañeras… editar en pandemia fue una chinga verdaderamente… pero pues ya aprendimos  y la próxima nos va a salir mejor”, agregó Medina.

Personas durante el recorrido que inicia el 12 de octubre de cada año.
Personas durante el recorrido que inicia el 12 de octubre de cada año.Foto: Especial

La producción contó con la participación de Claudia de Berardinis como asistente de dirección, Begoña Lecumberri, en la investigación y Montserrat Revah es la compositora de la música original.

Durante la charla, Ofelia Medina estuvo acompañada por la actriz Patricia Reyes Spíndola, quien le compartió sus primeras impresiones de la cinta: “Estuve emocionada de principio a fin, hubo momentos que cuando las emociones son reales, como estas personas que vimos, que nadie dirigió y que se les ve en las lágrimas, a mí en lo personal me dieron ganas de llorar más de una vez”. 

Cuando Spíndola le preguntó a Medina si creía en los milagros, la directora del documental aún sin fecha de estreno contestó: “¡Claro que creo en los milagros y le tengo pedidos muchos a la virgen de Zapopan, tantos que ya no me acuerdo! Es un milagro y nos costó un chingo y la mitad de otro, pero ofrecí que si la terminaba (la película) la virgen de Zapopan nos iba a hacer el favor de parar el Tren Maya”.