Domingo 20.09.2020 - 12:33

Evidencian a deudores

Disfrazan pagos por “aguachicol” para liberar negocio

Revela BC que la empresa Ruba de desarrollo quiso pagar 3.3% de adeudo para vender viviendas en sus terrenos; alistan más denuncias por irregularidades

revisiones CESPT
Personal de la CESPT continúa inspecciones en la entidad para detectar anomalías en el suministro de agua.Foto: Especial
Por:

Una de las empresas señaladas por robo de agua o aguachicoleo en Baja California intentó pagar un porcentaje mínimo del adeudo, sin reconocer este mismo, para vender viviendas que tiene en los complejos señalados por irregularidades.

El director de Fisamex, Manuel García, señaló que Ruba de desarrollo en la entidad tiene al menos cuatro predios, en Santa Fe, Viñas del Mar, Natura y Vista del Sol, con irregularidades sobre la cantidad de agua usada y la pagada y conexión de servicios, entre otras, intentó liquidar dos millones de pesos de un adeudo de 60 millones, lo que representa 3.3 por ciento del total adeudado.

Dijo que este pago no fue para liquidar el total, sino para poder liberar parte de las viviendas que tienen en oferta en el mercado.

Al respecto, el gobernador Jaime Bonilla aseveró que estos robos al estado ameritan denuncias penales y cortarles el suministro del agua, pues usan toda la infraestructura sin pagar un solo peso.

Incluso, señalaron ambos funcionarios, hay empresas e inmuebles que modifican sus medidores para pagar cantidades mínimas y mantener grandes volúmenes del suministro del agua.

Citan a funcionarios implicados

La Secretaría de Honestidad y la Función Publica de Baja California informó que ya comenzó las citación de funcionarios de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT) para rendir su declaración por presuntas irregularidades.

Vicenta Espinosa, titular de la dependencia, recordó que hasta hace unas semanas se detectó que eran más de 100 servidores públicos ligados a irregularidades en medidores, tomas clandestinas y falta de pagos de conexión de mil 112 empresas, a la fecha.

Incluso dijo que se identificó que en viviendas y empresas hay medidores disfrazados que salieron de la CESPT, pero fueron eliminados del inventario; éstos marcan una cantidad, pero en realidad no registran el uso del agua.

Agregó que ya suman 33 denuncias penales debido a que no coinciden los volúmenes de descarga y lo que pagan e insistió que no se les cobran multas o recargos, sólo el adeudo que en algunos casos es desde hace más de 20 años.

srv