Liberan a una persona

FGR detiene a integrantes de una banda de policías secuestradores de Naucalpan

Las investigaciones de la SEIDO permitieron ubicar a Celso “V” y Heriberto “A”, este último policía activo de Naucalpan, cuando tenían en su poder a una de sus presuntas víctimas

policias-secuestradores-naucalpan
Los presuntos secuestradores usaban sus uniformes oficiales y patrulla para detener a las personas y luego de acusarlas de algún delito.Foto: Quadratín
Por:

Elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) lograron la detención de dos presuntos secuestradores y liberaron a una persona que tenían en su poder.

Los miembros de esta banda, conformada por policías en activo del municipio mexiquense de Naucalpan, Estado de México, fueron detenidos en una brecha del Ejido de San Francisco Chimalpa de esa localidad.

Las investigaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) permitieron ubicar a los presuntos secuestradores Celso “V” y Heriberto “A”, este último policía activo de Naucalpan, cuando tenían en su poder a una de sus presuntas víctimas.

Los investigadores de la FGR recibieron una orden de intervención telefónica por parte de un juez federal, con lo que lograron escuchar las conversaciones entre familiares de la víctima y los criminales y así establecer el modus operandi de la banda.

Los presuntos secuestradores usaban sus uniformes oficiales y patrulla para detener a las personas y luego de acusarlas de algún delito o falta administrativa los llevaban a parajes solitarios, mientras sus cómplices vaciaban sus tarjetas bancarias en cajeros automáticos cercanos o iniciaban negociaciones con familiares, a quienes obligaban a entregar facturas de vehículos y dinero en efectivo a cambio de no hacer daño a los secuestrados.

A los detenidos se les aseguraron dos revólveres propiedad de la policía municipal de Naucalpan, una patrulla con logotipos de la policía local y dos teléfonos celulares.

Ambos fueron trasladados a la SEIDO donde rindieron su declaración y fueron puestos a disposición de un juez federal en el Estado de México.