Rumores en redes detonan disturbios

Incrédulos del Covid-19 e influidos por fake news de redes, habitantes de distintos poblados han protagonizado al menos cinco revueltas o agresiones contra autoridades

Oaxaca
Pobladores de San Antonio de la Cal, Oaxaca, esta semana.Foto: Especial
Por:
  • Frida Sánchez

Incrédulos del Covid-19 e influidos por fake news de redes, habitantes de distintos poblados han protagonizado al menos cinco revueltas o agresiones contra autoridades y personal de salud, a quienes acusan de envenenar a la población.

El pasado 8 de mayo, habitantes de Almoloya de Juárez, Estado de México, se reunieron en la parroquia de la cabecera municipal con palos y machetes para agredir a policías, pues aseguraban que querían contaminar un pozo de agua.

El pasado 12 de mayo, pobladores de la localidad mexiquense de Villa Victoria quemaron una carroza fúnebre.

Tres días después, pobladores de Tlalpujahua, Contepec y Maravatío, en Michoacán, bloquearon carreteras, para impedir el paso a la Guardia Nacional y personal de sanitización, pues denunciaron que en realidad esparcirían el virus.

Esta semana, entre miércoles y jueves, habitantes del municipio de Venustiano Carranza, en Chiapas, protestaron en contra de las autoridades municipales, a quienes acusaron de rociar “un químico” de nombre Paraquat entre los pobladores con el fin de asesinarlos. Los ciudadanos realizaron saqueos y quemaron casas de funcionarios.

También habitantes del pueblo de San Antonio de la Cal, en Oaxaca, se manifestaron en contra de la sanitización e intentaron linchar a una persona, el 27 de mayo.

Y aunque no han ocasionado revueltas, los habitantes de la Nueva Jerusalén, Michoacán, no llevan a cabo las medidas de sanidad por motivos religiosos, por lo que las autoridades establecieron un cerco.