Una joya arquitectónica

Val’Quirico un pueblito con sabor a Europa en Tlaxcala

Se inspira en lugares como Pedraza y fue creado hace siete años; es un sitio de ensueño para pasar un fin de semana; en octubre se realiza el Festival del Asado

38-1
Val’Quirico resalta por la arquitectura de influencia europea.Foto: Facebook Val’Quirico
Por:
  • Adriana Góchez .

En un rincón de Tlaxcala existe Val’Quirico, un pueblito que traslada a los turistas a Europa sin necesidad de salir de México: su arquitectura está inspirada en lugares como Pedraza. Es un sitio lleno de magia para disfrutar de un fin de semana.

Un lugar ideal para familias, grupos de amigos y parejas que desean disfrutar y relajarse sin aglomeraciones. Además de seguir las medidas sanitarias para evitar contagios de coronavirus.

“Nos hemos adaptado con todas las medidas de sanidad requeridas por la pandemia. Para nosotros la pandemia ha sido un fenómeno muy atípico porque somos un lugar al aire libre, por lo cual es muy atractivo para las personas que quieren sentirse con la libertad de caminar por el lugar. Los visitantes se sienten a gusto estando aquí”, aseguró en entrevista con La Razón Cristóbal Encinas, director de experiencias de Val’Quirico.

En julio se mostraron figuras de los personajes del filme Luca.Foto: Especial

A tan sólo 112 kilómetros de distancia de la Ciudad de México, a dos horas aproximadamente, en el municipio de Tetla-tlahuca, este pueblito artificial cuenta con callejones empedrados y con casitas de concreto o madera que hacen sentir a los visitantes en sitios tradicionales de Europa.

Es un desarrollo inmobiliario que existe desde hace siete años, del cual seis hectáreas se han convertido en un importante destino turístico en el estado de Tlaxcala.

“El primer atractivo de Val’Quirico es la arquitectura de sus edificaciones, que es parecida a la medieval, pero no somos una imitación ni copia de algún lugar de Europa, sí nos inspiramos en algunos destinos, pero todo fue construido por artesanos mexicanos”, explicó Encinas, quien además 0detalló que en la parte superior las construcciones son condominios y en la planta baja son comercios.

Se encuentran restaurantes que ofrecen comida internacional.Foto: Especial

En el poblado se pueden tomar las mejores fotografías para presumir en las redes sociales.

Uno de los puntos imperdibles es la plazuela de los Blanca o la Teta de la Abundantia, parte de una escultura de bronce recuperada de Italia.

Además de disfrutar de las atractivas edificaciones, los visitantes completan la experiencia con un delicioso desayuno, comida o cena.

“Contamos con una gran variedad gastronómica, son 16 lugares entre restaurantes, bares y cafeterías. Hay comida sudafricana, española, francesa y mexicana, estamos por inaugurar uno de platillos japoneses”, detalló Encinas.

Se disfruta de excelentes bebidas en los bares.Foto: Especial

Después se pueden recorrer los 85 comercios que existen, entre joyerías, boutiques, galerías y heladerías.

Las personas amantes de las mascotas pueden acudir con sus animales de compañía ya que es una zona pet friendly.

Para quienes estén interesados en acudir a Val’Quirico se recomienda hacer la reservación con anticipación en el restaurante y lugar donde se piensa hospedar ya que debido a la pandemia de coronavirus, el destino sólo opera a 50 por ciento de su capacidad.

Gráfico

Próximamente, el 23 y 24 de octubre, tendrá lugar el Festival del Asado Val’Quirico, que reunirá a las mejores parrillas de la región que ofrecerán los suculentos cortes de carne y otros manjares.

Participarán 60 expositores, habrá música en vivo. Además seis chefs parrilleros mostrarán sus habilidades frente al público. Existirá una zona llamada “Mal del puerco”, donde los asistentes se podrán relajar y esperar a que la comida haga digestión para volver a comer.