Consulta

En 2 bastiones guindas, por revocar al Ejecutivo

Nuevo León, gobernado por el emecista Samuel García, lideró la lista; la segunda posición fue ocupada por Jalisco

Detectan en SLP boletas apócrifas en votación de revocación de mandato
Detectan en SLP boletas apócrifas en votación de revocación de mandatoFoto: Cuartoscuro
Por:
  • Yulia Bonilla

Entre las 10 entidades que reunieron mayor porcentaje de votos a favor de que se le revocara el mandato al Presidente Andrés Manuel López Obrador se encuentran la Ciudad de México y Zacatecas, ambas bajo una gestión de Morena.

Con 100 por ciento de las actas computadas por el Instituto Nacional Electoral (INE), Nuevo León, gobernado por el emecista Samuel García, lideró la lista, ya que 15.4 por ciento de su padrón electoral participante optó porque el mandatario federal ya no continuara en su cargo.

La segunda posición fue ocupada por Jalisco, con 11.2 por ciento, y que también lo gobierna el emanado de Movimiento Ciudadano, Enrique Alfaro; le siguieron Aguascalientes, con 10.8 por ciento, cuya gestión está a cargo del panista Martín Orozco Sandoval, y la Ciudad de México, con 10.3 por ciento, donde dirige la morenista Claudia Sheinbaum.

En la lista siguen el Estado de México (PRI), con 9.4 por ciento; Guanajuato y Querétaro (PAN), con 9.3 por ciento cada uno; Zacatecas (Morena), con 8.1 por ciento; Chihuahua (PAN), con 7.5 por ciento, y Durango (PAN), con 6.7 por ciento.

Para el caso de la entidad gobernada por David Monreal, Zacatecas destaca entre las entidades morenistas que reunió un porcentaje menor al 90 por ciento de votos a favor de la continuidad del impulsor de la Cuarta Transformación (igual que la capital) pero que, además, estuvo entre los seis estados con mayor proporción de votos nulos.

Estos resultados, además de indicar la conformidad o desacuerdo con la administración federal, también son un adelanto de la evaluación vertida por la población sobre sus gobernantes, quienes pertenecen al mismo partido, opinó José Luis López Chavarría, director del Seminario de Derecho Electoral en la Universidad Nacional Autónoma de México.

“En un primer balance, también es una calificación sobre quién hizo bien la tarea política y manejo. En determinadas entidades se refleja un enjuiciamiento del ejercicio gubernamental”, comentó.