Morena insistirá

Buscan salvar extra para ley de revocación; apoyo de Segob, corto

Por un voto se frustra intento de avalar el periodo extraordinario; lo mandan de nuevo a comisiones y ahí otra vez lo aprueban; hoy lo discuten; Ignacio Mier pide aprobar leyes reglamentarias, para que el INE “no invada”; este último ya alista lineamientos ante el atraso legislativo 

3
Olga Sánchez Cordero conversa con Ignacio Mier, líder de los diputados de Morena, tras su reunión con legisladores del guinda, PVEM, PES y PT, ayer.Foto: Especial
Por:
  • Magali Juárez

Frente a una oposición que se mantuvo inamovible y la ausencia de un senador del Partido del Trabajo (PT), la titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, y legisladores de la 4T fracasaron en su intento para concretar un periodo extraordinario de sesiones en el que la prioridad es aprobar la ley secundaria de la revocación de mandato del Presidente de la República.

No obstante, el tema quedó abierto, luego de que Morena resucitó el dictamen en comisiones para convocar al extraordinario, el cual deberá pasar este jueves nuevamente por la aduana de la Permanente, instancia en la que este miércoles se quedaron a un voto de lograrlo, porque el senador Joel Padilla estuvo ilocalizable. El legislador se encontraba en Colima, de donde es oriundo, mientras que su suplente fue sometida a una cirugía. En Morena cuentan con su voto este jueves.

Sánchez Cordero se reunió con legisladores de Morena, PVEM, Encuentro Solidario y del PT; sin embargo, los tres senadores de este partido no acudieron al encuentro que se llevó a cabo en el salón de un hotel ubicado frente al Senado.

Legisladores consultados por La Razón confiaron que la titular de la funcionaria presentó una serie de diapositivas sobre los puntos a favor de la ley secundaria, y pidió un cierre de filas en torno al proyecto de la 4T, que evitaría la intervención del Instituto Nacional Electoral (INE) para que los consejeros elaboren los lineamientos.

Sánchez Cordero explicó que siendo un tema del mayor interés para el Ejecutivo federal, ella asumió el compromiso de contar con todos los votos de los legisladores de Morena, PVEM, PT y PES, además de dos a tres votos entre la oposición, los cuales, no se dieron.

Cuando concluyó la reunión, Ignacio Mier, líder de los diputados guindas, subió un tuit a las 12:37 horas en el que enfatizó: “nos comprometimos con el mandato constitucional de crear las leyes secundarias de revocación de mandato y consulta popular. Nuestro bloque va en unidad para concluir este pendiente Legislativo”.

Sin embargo, luego de la votación, a la 4T no le salieron las cuentas, por no contar con el sufragio del petista Padilla, postura que legisladores consultados atribuyeron a un cobro de factura porque Morena los dejó solos para permitir el desafuero del diputado Mauricio Toledo. Se quedaron con 23 votos a favor y 12 en contra, con lo que no alcanzaron la mayoría calificada de las dos terceras partes.

Tras el cómputo, se registraron una serie de gritos y ofensas por parte de los legisladores del partido guinda, entre los que se escucharon palabras como “verdulera”, “traición” y “chicanada”.

El diputado Sergio Gutiérrez, también morenista, aseguró que la votación emitida “implica un 23.1” de sufragios, es decir, se interpreta que sube a 24, como hace en San Lázaro; sin embargo, en el ábaco del Senado la votación no se movió a favor.

En su intervención, a gritos, el diputado federal Rubén Cayetano García, considerado entre sus compañeros como el Fernández Noroña de Morena, señaló al presidente de la Mesa Directiva, Eduardo Ramírez, su compañero de partido, por tener “intereses oscuros”, mientras que la también legisladora guinda, María del Carmen Almeida, reclamó que se traicionaron los acuerdos previos.

El intercambio de descalificaciones motivó un receso, ya que el presidente del Senado, Eduardo Ramírez, subrayó que no existen antecedentes para atender las peticiones de Morena y sus aliados, por lo que confirmó que la votación no sumaba la mayoría calificada.

Más tarde, reconoció que fue objeto de diversas presiones: “yo he actuado siempre con congruencia, así quiero cerrar. Tuvimos presiones de toda naturaleza, políticas, desde luego; sin embargo, creo que la Constitución nadie puede estar por encima de ella”.

En el debate, senadoras como Claudia Ruiz Massieu, del PRI, y Xóchitl Gálvez, del PAN, pidieron a los legisladores “oficialistas” que evitaran los insultos hacia los opositores, porque recordaron que en este tipo de votaciones es cuando se confirma que Morena requiere los votos de todos. “Hoy perdieron, aguántense”, soltó Gálvez.

Otro punto polémico fue la ausencia en la sesión de Adriana Medina, diputada de Movimiento Ciudadano, porque afirmó que dio positivo a Covid-19.

Sin embargo, en redes sociales usuarios evidenciaron que el resultado que mostró este miércoles coincide en el código de barras y la hora de la toma de la muestra de un análisis que se realizó el 4 de noviembre de 2020, en el que dio positivo. Por ello, cuestionaron la veracidad de los resultados.

Legisladores de Morena confiaron en que la posibilidad de que el líder emecista, Dante Delgado, cambie su postura en las próximas horas, por una mediación del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, para permitir el voto a favor del extraordinario. Sin embargo, el pasado 16 de agosto ratificó que mantendrán su rechazo para aprobar dicha ley, porque “la pregunta no debe ser a modo de una ratificación, con la aclaración de que no estamos buscando la destitución del Presidente”.

Al final del día, Ignacio Mier convocó a los legisladores a aprobar la ley secundaria para evitar la intervención del INE “para que no siga invadiendo y nos evitemos discusión con el árbitro, tiene que legislar las y los diputados, si no sería, lo vuelvo a señalar, una irresponsabilidad”.

  • El dato: En comisiones se aprobó convocar a un nuevo periodo extraordinario para avanzar en los temas de revocación de mandato, de juicio político y la ley orgánica de la Secretaría de Marina.