• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Un trabajador del sector salud oaxaqueño protesta el 27 de enero. Foto: Archivo Cuartoscuro

Gabino Cué, exgobernador de Oaxaca, que llegó al poder en 2010 bajo las siglas de los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano (MC), fue testigo de un desvío de recursos en el sector salud por más de seis mil millones de pesos.

El mandatario también permitió la contratación de mil 500 trabajadores, que se sumaron a otros 800, para los que no había un presupuesto para cubrir sus remuneraciones y a los que en total se les pagaban por concepto de salarios 360 millones de pesos anuales.

Además, se detectaron a 836 “aviadores”, cuyos sueldos rebasaban los 108 millones de pesos al año. A todos se les suspendieron los pagos.

Juan Díaz Pimentel, secretario de Salud (Ssa) de la entidad, desde el 9 de enero pasado, explicó que a su llegada a la dependencia no sólo encontró contrataciones irregulares de trabajadores, sino un desvío de recursos por cuatro mil 200 millones de pesos, ya que se tenían adeudos con el ISSSTE por mil 750 millones de pesos y con el SAT por 2 mil 450 millones.

“El saqueo fue descomunal. Cuando llegué a la Secretaría me encontré con que tiene un adeudo de 6 mil millones de pesos, que es una cantidad monstruosa y un déficit de mil 700 millones de pesos anuales”, expresó el funcionario estatal.

Indicó que Cué se mantuvo indiferente a pesar de que estaba al tanto de esa situación: “No hizo nada. Nadie quería hacer el papel de malo porque eso no da popularidad”.

“El gobierno de Gabino Cué retuvo el dinero que se debió entregar a Hacienda y al ISSSTE y no lo pagó, lo cual es un delito que tiene que ser castigado, no encubierto.

“En su talón de cheque les descontaban lo que debía ser pagado al ISSSTE y no se pagaba. Hay empleados que llevan pagando años su vivienda creyendo que están a punto de finiquitarla y resulta que no han pagado nada o casi nada”, detalló Díaz Pimentel.

Desde el 19 de enero pasado, las secciones 35, 73 y 94 del sector salud mantienen un paro de labores en los servicios de consulta externa de los hospitales de las ocho regiones de la entidad, para exigir que se les siga pagando.

“Se están tocando intereses de gente que creía que nunca se iba uno a atrever a reordenar una Secretaría que es fundamental. Lo de sus movilizaciones es una cortina de humo”, explicó.



Motivos para rescindir contratos

Antes de la decisión

  • 2 mil 200 contratos irregulares
  • Desvío de recursos
  • Se engruesa irregularmente la nómina
  • Se deja de cumplir obligaciones y prestaciones de ley para los trabajadores de base
  • Ponen en riesgo a más de 12 mil trabajadores de base

Después de la decisión

  • Los trabajadores de base tendrán certeza para sus jubilaciones
  • Habrá seguridad de que se están pagando sus créditos de vivienda y fondo de retiro
  • Se acaba el millonario desvío de recursos