Emergencia sanitaria

Semana Santa no es para desentenderse de la realidad: Iglesia

La iglesia católica hizo un nuevo llamado a la población en general a ser responsables en esta temporada y aprovechar esta oportunidad para la reflexión 

Covid, CDMX, iglesia
 La Catedral Metropolitana permitió  el acceso con el uso de cubrebocas y respetando la sana distancia. FOTO: MAGDALENA MONTIEL /CUARTOSCURO.COMFoto: Cuartoscuro.
Por:
  • Sergio Ramírez .

Con más de 200 mil muertos por COVID-19 en un año, no es tiempo de ignorar esa realidad en esta temporada de Semana Santa provocando aglomeraciones y fiestas que lleven a formar parte del riesgo de una tercera ola de contagios, aseguró la Iglesia Católica.

"Este tiempo de Semana Santa no es para desentenderse de la realidad que vivimos y emprender acciones que pongan en riesgo a otras personas. No es tiempo de aglomeraciones, ni de fiestas, ni de ser parte de ese riesgo de una tercera ola", aseguró.

A través de su editorial en el semanario Desde la Fe, hizo un nuevo llamado a la población en general a ser responsables en esta temporada y aprovechar esta oportunidad para la reflexión personal que ayudará a romper el encierro, no físico, pero sí mental, que muchas veces nos ata a cosas que nos impiden crecer.

"Llegamos a la Semana Santa 2021 con muchas heridas que aún están abiertas, con la esperanza que nos han dado los primeros meses de la campaña de vacunación, pero también con una clara advertencia sobre una tercera ola de contagios de la que no se puede hablar solamente como si fueran números al alza.

"Son historias, vidas humanas, historias de dolor, a las que no podemos darles la espalda (...) La salida a esta dura prueba no está en los planes individuales ni en las acciones egoístas. Está en el trabajo en equipo, en la escucha y el diálogo, en la caridad y la fraternidad, de la que también nos ha hablado el Santo Padre", agregó.

La Arquidiócesis subrayó que a 12 meses donde han muerto millones de personas (sólo en México más de 200 mil) contagiadas de COVID-19 y otras más que quedaron con secuelas, perdido su empleo, afectado su economía, no se ha entendido el mensaje histórico del Papa ante una plaza de San Pedro desierta.

"(Señor) nos llamas a tomar este tiempo de prueba como un momento de elección. No es el momento de tu juicio, sino de nuestro juicio: el tiempo para elegir entre lo que cuenta verdaderamente y lo que pasa, para separar lo que es necesario de lo que no lo es”.

La jerarquía católica destacó que "un año después, pareciera que no hemos entendido el mensaje del Papa Francisco para voltear hacia lo que realmente importa y reconocer que, si buscamos la salvación, no somos autosuficientes, que solos nos hundimos, pero que juntos, de la mano de Dios, podremos superar esta crisis".

Pidió mirar al pasado, analizar el presente y visualizar el futuro, así como responder al llamado que hace el Sumo Pontífice de que, en medio del aislamiento, donde se escuche una vez más el anuncio que nos salva: ha resucitado y vive a nuestro lado.