“Indaguen contenido de audios, no origen”

Victoria de Trump sería catastrófica para México, señala Zambrano
Por:
  • larazon

Por Eunice O. Albarrán

eunice.ortega.razon@gmail.com

El coordinador del PRD en el Senado, Carlos Navarrete, dijo que el contenido de las grabaciones de los gobernadores del PRI es lo más “condenable”, por lo que acusó al tricolor de querer abrir una disputa con el Cisen antes que sancionar las intervenciones de los mandatarios en las elecciones de sus estados.

Aunque reconoció que es una ilegalidad el espionaje telefónico, manifestó que es triplemente condenable que los gobernadores intervengan en las elecciones.

“No ignoro la ilegalidad de la grabación de conversaciones privadas, hecho que por ilegal es condenable, pero me parece triplemente condenable el contenido de las conversaciones”, indicó.

De gira en Cancún, Quintana Roo, a donde acudió a mostrar “su apoyo” al candidato de la coalición del PRD, PT y Convergencia, Gerardo Mora —quien sustituye a Greg Sánchez— Navarrete pidió no irse con la finta de la exigencia del PRI de conocer el origen de dichas grabaciones y reclamó que estas irregularidades no terminen en una anécdota.

“No puede quedarse ni convertirse en una anécdota secundaria ni irnos con la finta del PRI, que lo que quiere es abrir una disputa con el Cisen o con el Presidente de la República sobre el origen de quién grabó”, puntualizó.

El también presidente del Senado calificó a todos los priistas de “cínicos” por querer “ocultar” el contenido de las conversaciones que se han hecho públicas en los últimos días: “Considero un enorme cinismo que el PRI trate de ocultar el contenido de las conversaciones, al señalar que no son prueba de la intervención de los gobernadores en los procesos electorales”.

Además, calificó a los mandatarios de Puebla, Mario Marín; Veracruz, Fidel Herrera, y Oaxaca, Ulises Ruiz, como la “mafia” del PRI y los denominó, respectivamente, como El góber precioso, El góber cínico, y El gobernador oscuro.

Cisen debe aclarar quién espió: Beltrones

El coordinador del PRI en el Senado, Manlio Fabio Beltrones, dijo que es obligación del Cisen aclarar quién ha estado interviniendo las llamadas telefónicas a los gobernadores priistas y advirtió que, con esta guerra sucia, el gobierno federal no está pensando en la gobernabilidad del país cuando pasen las elecciones del 4 de julio.

Destacó que si no es el Cisen quien ha estado interviniendo esas conversaciones —como lo ha dicho el secretario de Gobernación— “bien haría el Cisen en investigar quiénes son los que están llevando a cabo todas estas prácticas indebidas, que lastiman a los mexicanos”, destacó.

De gira por Tamaulipas, el senador calificó como una “irresponsabilidad” esta guerra sucia, porque “con estas campañas de lodo y ensuciando a los adversarios no es como se va a poder construir la gobernabilidad después del 5 de julio”.