2.3 millones de casos nuevos hubo el año pasado

¿Sabías que el cáncer de mama es más letal en el mundo entre el sector femenino?

En 2020, 685 mil mujeres fallecieron en el planeta a causa de esta enfermedad; el mismo año hubo en México 15 mil nuevos casos y 7,800 muertes; de ese total, 1% fue en hombres; a mayor edad crece el riesgo

Sedena atiende más de 25,000 mujeres con cáncer de mama al año
Sedena atiende más de 25,000 mujeres con cáncer de mama al añoFoto: Pexels
Por:
  • Yazmín Veloz

Con 2.3 millones de casos nuevos (11.7 por ciento del total de casos de tumores diagnosticados) y 685 mil muertes en 2020, el cáncer de mama se mantiene, en el mundo y en México, en el primer lugar de neoplasias malignas y como la primera causa de muerte entre las mujeres.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de una de cada 12 mujeres padecerán esta enfermedad a lo largo de su vida. Alrededor de la mitad de los casos, corresponden a mujeres sin ningún factor de riesgo identificable, a excepción de la edad, que se considera más de 40 años.

A fines del mismo año, 7.8 millones de mujeres a las que en los cinco años previos se les había diagnosticado seguían con vida, con lo que este cáncer es el de mayor prevalencia en el mundo.

En México, la situación no es más alentadora. Según datos del Inegi, tan sólo en 2019 se registraron 15 mil 286 nuevos casos en la población de 20 años y más. De éstos, 167 correspondieron a hombres y 15 mil 119 a mujeres. La tasa de incidencia de tumor maligno de mama a nivel nacional es de 18.55 casos nuevos por cada 100 mil habitantes de 20 años y más.

Respecto a las defunciones, en 2020 se registraron 97 mil 323 por tumores malignos, de éstas, siete mil 880 fueron por tumores malignos de mama (ocho por ciento del total). Y del total de fallecidos por cáncer de mama, 99.2 por ciento fueron mujeres (siete mil 821) y apenas 0.8 por ciento hombres (58 casos). En las mujeres, esto equivale a 17 por ciento del total de defunciones por tumores malignos y la ubica en primer lugar de esta clasificación.

La edad entre las mujeres es un factor determinante para su presencia y mortalidad. En 2019, la tasa de incidencia pasa de 1.86 entre las mujeres de 20 a 24 años, a 104.5 casos nuevos en mujeres de 60 a 64 años por cada 100 mil mujeres del mismo rango de edad. Mientras que en fallecimientos, la tasa más baja (0.64 por cada 100 mil) es en jóvenes de 20 a 29 años, de 7.09 en el grupo de 30 a 44, y las más altas (26.79 y 49.08) en los grupos de 45 a 59 años y de 60 años o más.

Según la OMS, la supervivencia a cinco años excede del 90 por ciento en los países de ingresos elevados, mientras que en los de ingresos bajos y medianos es de entre 40 y 60 por ciento.

Por ello, con el objetivo de fomentar la autoexploración mamaria y la detección temprana, así como promover el acceso a controles, diagnósticos y tratamientos oportunos y efectivos, la OMS designó el 19 de octubre como el Día mundial de la lucha contra el cáncer de mama.

De acuerdo a cifras de la Ssa, las mujeres que reciben un diagnóstico oportuno, tienen 95 por ciento de probabilidades de superar la enfermedad, por lo que realizarse la mastografía una vez cada dos años, disminuye el riesgo de morir en un 35 por ciento en mayores de 50 años.

La OMS recomienda llevar un estilo de vida saludable que incluya dieta balanceada y ejercicio, la autoexploración de mamas y axilas a partir de los 20 años; un examen clínico anual a partir de los 25, y mastografía a partir de los 40 años. 

En México

El cáncer de mama es el tumor maligno que más afecta a las mujeres del país.

.Gráfico: La Razón de México
.Gráfico: La Razón de México
.Gráfico: La Razón de México

Alertan factor genético en su origen

Las mujeres que son portadoras de los genes BRCA1 y BRCA2 tienen 70 por ciento más probabilidades de padecer cáncer de mama, enfermedad que puede ser hereditaria pero prevenible en estos casos, informó el coronel médico cirujano Itamar Arroyo, especialista en Radiología y jefe del Centro de Detección Oportuna del Cáncer de Mama de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

En entrevista con La Razón, el especialista aseguró que una de cada ocho mujeres desarrollará este tipo de tumor a lo largo de su vida, pero hay pacientes con mayores probabilidades, que deben estar alerta. Las mujeres con familiares cercanos que han padecido la enfermedad deben hacerse un estudio de laboratorio para saber si son portadoras de los genes, con el fin de que si salen positivas, puedan iniciar un plan de prevención.

“Las portadoras de este gen tienen más probabilidades de padecer cáncer de mama o de ovarios que las que no lo portan, pero esto no quiere decir que forzosamente vayan a desarrollar la enfermedad, por eso es importante hacerse el estudio y comenzar un plan de prevención”, dijo.

Las portadoras de este gen tienen más probabilidades de padecer cáncer de mama o de ovarios que las que no lo portan, pero esto no quiere decir que forzosamente vayan a desarrollar la enfermedad

Itamar Arroyo
Jefe del Centro de Detección Oportuna del Cáncer de Mama de Sedena

El estudio, dijo, sólo es recomendable para las mujeres que tienen uno o más integrantes en la familia que han padecido cáncer de mama o de ovario, y no se recomienda para el público en general.

Cuando las mujeres ya son diagnosticadas con dichos genes, deben realizarse estudios de seguimiento cada seis meses, tales como mamografías y ultrasonido mamario para detectar a la brevedad cualquier anomalía, así como pensar en sus planes a futuro.

Como medida de prevención, las pacientes portadoras o con antecedentes de cáncer en su familia pueden optar, basadas en la recomendación de sus médicos, realizarse una mastectomía profiláctica, que es la extinción de uno o ambos senos, esto para reducir las probabilidades de padecer la enfermedad, explicó.

Más de 50 diferentes tipos de cáncer demuestran agregación familiar sugiriendo una predisposición hereditaria, incluyendo tumores de mama
y ovario

Silvia Vidal Millán
Especialista del Incan

La American Cancer Society reporta que con la mastectomía se reduce 90 por ciento el riesgo de desarrollar la enfermedad, aunque también hace hincapié en que solo se recomienda a pacientes que son portadoras de estos genes, así como mujeres que tienen antecedentes familiares de cáncer de mama o recibieron radioterapia en el tórax antes de los 30 años.

En un estudio realizado por la doctora Silvia Vidal Millán, del Instituto Nacional de Cancerología (Incan), reportó que 10 por ciento de los casos de cáncer de mama se desarrollan debido a las mutaciones genéticas BRCA1 y BRCA2.