Emergencia sanitaria

Marcelo Ebrard advierte crisis y desigualdad por COVID-19

Dijo que estamos viviendo una crisis como no se había visto, en lo que va de este siglo; afirmó que será crucial la participación de la ONU para salir adelante

Plan para Centroamérica, al 70%: Marcelo Ebrard
Por:
  • Jorge Butrón

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, advirtió que la pandemia por COVID-19 dejará un mundo aún más desigual, por ello, aseguró que será necesaria la acción global de los países para salir de la crisis económica que dejará la pandemia.

“Pensamos que estamos viviendo una crisis como no se había visto, cuando menos, en lo que va de este siglo, en donde va a ser crucial, como lo ha sido hasta ahora, la participación de la Organización de las Naciones Unidas y que podamos organizar los esfuerzos a nivel global”, destacó a nombre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, en su calidad de presidente.

El canciller señaló durante la sesión extraordinaria de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en respuesta a la pandemia por COVID-19, que hay muchos imperativos para las tensiones por la competencia económica o por razones políticas, pero, sin duda, superar la pandemia y lo que vendrá después, el esfuerzo de recuperación económica y social, van a requerir una gran coordinación global, un reforzamiento del multilateralismo y una limitación al ver cada cual por lo suyo.

A veces se dice fácil, pero es difícil con la presión pública por las vacunas o los tratamientos, no pensar sólo en cada uno de los países, pero lo cierto es que no hay solución si no combinamos esfuerzos entre todos. Dicho de otro modo, a menos cooperación, también menor capacidad de cumplir las expectativas y exigencias de nuestras sociedades

precisó.

Ebrard Casaubon, dijo que la pandemia no solo tiene un impacto en la salud de las personas sino en lo económico y social, pues puede causar impactos negativos o retrocesos en la agenda 2030 que se ha discutido en anteriores ocasiones. De esta manera, adelantó que la crisis dejará por lo menos una caída de 9 puntos en el Producto Interno Bruto en América Latina y El Caribe, lo que generará un aumento de la pobreza en 38 por ciento.

Si no hay esa coordinación entre las instituciones financieras, la decisión de compartir recursos, reducir riesgos para países que son más frágiles o que tienen una situación más difícil, va a ser muy difícil que podamos recuperar la economía global, no se puede, como lo ha mostrado también la propia pandemia en lo que hace a medicamentos, las vacunas o los tratamientos, hoy por hoy, disponibles

precisó.

Los países pobres tendrán muchas consecuencias, de acuerdo con Ebrard, por ello, pidió se llegue a un acuerdo respecto a las deudas de las naciones, sobre todo de las más pobres, quienes estarán sumamente afectadas; además de reducir tasas de interés con las que se trabaja en estados con ingresos medios o en vías de desarrollo.

Aseguró que la iniciativa Covax es un instrumento para adquirir medicamentos y de ser necesario dijo, se tiene que fortalecer y ampliarlo a tratamientos para reducir el impacto en vidas.