En la mañanera

Pide AMLO a Trudeau convencer a mineras canadienses pagar impuestos

El Presidente de México pidió la intervención del primer ministro de Canadá, para convencer a las mineras de su país instaladas en territorio mexicano que paguen sus impuestos porque no se pueden seguir condonando como en el pasado

AMLO-Trudeau
(Izq. a der.) El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y el primer ministro de Canadá, Justin Pierre James Trudeau.
Por:
  • Sergio Ramírez

El Presidente Andrés Manuel López Obrador pidió la intervención del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau para convencer a las mineras de su país instaladas en México que paguen sus impuestos porque no se pueden seguir condonando como en el pasado.

Reveló que durante la conversación telefónica con el premier canadiense realizada el lunes pasado, se abordó esta situación y la disposición del gobierno federal a establecer un diálogo con las mineras de esa nación.

"Ahora que hablé con Trudeau le pedí, sí, hay empresas mineras canadienses que no están pagando impuestos, ya también están buscando acuerdos, y nosotros estamos abiertos al diálogo, pero no podemos seguir condonando impuestos", estableció.

En la conferencia mañanera en la Escuela Militar de Sargentos en la capital poblana, criticó que con el discurso de que si no les dan privilegios a las empresas extranjeras no va a haber inversión, no van a venir a instalarse en México y no van a generarse impuestos, "eso no es cierto".

"Hay muchas empresas, incluso las extranjeras, cumplen con la ley, pagan sus impuestos, hacen lo mismo que realizan en sus lugares de origen, las mineras de Canadá, empresas estadounidenses que pagan sus impuestos", indicó.

Puso como ejemplo el caso de Walmart, IBM, Toyota y FEMSA con quienes el Gobierno logró un acuerdo porque los directivos entendieron que son otros tiempos, donde ya no se condonan los impuestos y también se acabó el influyentismo.

"Antes tenían mucha influencia y además se sentían muy protegidos, muy fuertes por los abogados en este caso los fiscalistas, despachos que ganaban muchísimo dinero, se volvieron famosos los abogados mexicanos, muy influyentes, poderosísimos, en lo penal, hasta se anunciaban 'yo no tengo ningún cliente en la cárcel'", declaró.

López Obrador añadió que por el influyentismo, "los abogados podían convertir un asunto civil en penal, influir en el Poder Judicial, en el SAT, casi ellos ponían al de grandes contribuyentes, jugaban golf con ellos".

Más adelante arremetió de nuevo contra las empresas como Iberdrola, de España, a la cual acusó de orquestar una campaña en su contra y el gobierno mexicano por no acceder a sus privilegios que obtuvo en sexenios anteriores, y advirtió que se van a revisar los contratos "leoninos" en materia de energía eléctrica.

"Hay una campaña en medios de comunicación en contra de nosotros. Yo lamento que esto pase pero no vamos a dar ni un paso atrás porque está de por medio el interés general, no voy a incumplir mi compromiso que se mantenga el precio de la luz, que no aumente durante todo el sexenio", aseguró.