• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Precisa Corral que sí se suma al Insabi “como no adherido”
El mandatario estatal, ayer, con organizaciones sociales. Foto: Especial

El gobierno de Chihuahua firmará el convenio con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) como “estado no adherido”, con lo que conserva la infraestructura de salud, equipo y personal en el área, pero podrá acceder al fondo federal de 40 mil millones de pesos.

El servicio, aclaró el gobernador Javier Corral en un comunicado, se seguirá prestando como lo ha hecho hasta ahora.

Te puede interesar: Del Cártel de Sinaloa, mayor número de extraditados en este Gobierno

La postura llega luego de que el 6 de febrero, el mandatario estatal informó en redes sociales, que “en Chihuahua vamos a coordinarnos con el Insabi como nos lo propusieron desde el principio, trabajaremos juntos para llevar un único modelo de atención en materia de salud”.

Y es que dos días antes, la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (Goan) lamentó que “el convenio que se firmó con el gabinete de salud para mejorar el Insabi no se haya ratificado. La federación redujo el tema de salud a una postura única: adherirse al Insabi o rechazarlo en su totalidad. Sin caminos alternos ni propuestas de mejora”.

Corral Jurado aclaró en el texto girado por su oficina de prensa que la posición de este lunes es la misma desde que la Federación propuso a las entidades su nuevo modelo de atención a la salud, postura que en su momento le fue informada personalmente al Presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Entiendo que haya otros estados que lo hicieron (adherirse) porque lo que les quitan es una papa caliente, un problema, porque tienen un sistema de salud muy colapsado o traen muchos problemas financieros”

Javier Corral

Gobernador de Chihuahua

“Nos hemos comprometido a llevar a cabo el nuevo modelo de salud a que nos obliga la Ley General de Salud, y lo vamos a hacer como lo veníamos haciendo”, añadió el panista.

Firmar el convenio como no adherido implica mantener la coordinación con el Gobierno federal como hasta ahora, y con la posibilidad además de acceder a los recursos de un fondo especial de salud de 40 mil millones de pesos que ha anunciado el jefe del Ejecutivo federal; añadió en el documento.

Precisó que todos los estados del país firmarán el convenio, unos como adheridos y otros como no adheridos.

Los estados que firmen como adheridos transferirán su infraestructura, equipo y personal a la Federación. Los no adheridos no transfieren hospitales, ni equipo, ni personal, sino que operan, organizan y prestan directamente los servicios de salud.

Corral argumentó que Chihuahua decidió firmar como no adherido porque se jugaban más riesgos que oportunidades y porque durante su Gobierno se tiene un importante avance en materia de salud, producto del trabajo realizado por más de tres años.

“Entiendo que haya otros estados que lo hicieron (adherirse) porque lo que les quitan es una papa caliente, un problema, porque tienen un sistema de salud muy colapsado o traen muchos problemas financieros”, agregó.

El panista afirmó que la decisión de no adherirse es la correcta, porque le conviene más a la entidad, toda vez que el otro esquema representa un riesgo en la atención de la salud en el estado.