Luis “D” fue detenido el pasado 18 de enero

Procesan a exmando de PF; sabía de la captura de los 43

El extitular de la corporación en Iguala, Guerrero, conocía el posible paradero de los normalistas, revela FGR; renunció a su cargo un mes después de la desaparición de los jóvenes.

Luis “D” Extitular de la estación de la extinta PF en Iguala, Guerrero
Luis “D”, Extitular de la estación de la extinta PF en Iguala, GuerreroFoto: Especial
Por:
  • Jorge Chaparro

Un juez federal dictó auto de formal prisión en contra de un exmando de la Policía Federal (PF), implicado en la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Iguala, Guerrero, a más de seis años de los hechos, informó la Fiscalía General de la República (FGR).

A través de un comunicado, el órgano autónomo informó que Luis “D”, quien se desempeñaba como titular de la estación de la extinta corporación en el municipio guerrerense cuando ocurrieron los hechos — entre el 26 y 27 de septiembre de 2014, fue acusado por el delito de desaparición forzada agravada y el Juez Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales del Estado de México concedió el auto de formal prisión.

La Fiscalía, que encabeza Alejandro Gertz Manero, consideró que el hombre que aún se presume inocente, tuvo conocimiento de la detención, posible destino y paradero de los jóvenes, pues desde su puesto de mando recibió todas las comunicaciones en torno a lo sucedido esos días.

Además, la Unidad Especial de Investigación y Litigación del Caso Ayotzinapa de la Fiscalía confirmó que la noche del 26 de septiembre de 2014, este hombre tuvo conocimiento de la detención de los estudiantes en tiempo real.

Incluso, reportó a la entonces Procuraduría General de la República (PGR) en Iguala y a sus jefes sobre los hechos registrados presuntamente registrados en al menos dos lugares casi de manera simultánea, cuando los estudiantes de la Normal Rural “Isidro Burgos” acudieron a Iguala para recolectar recursos supuestamente para participar en las manifestaciones por el 2 de octubre en la Ciudad de México, momento en el que fueron confundidos con un grupo rival de Guerreros Unidos, organización criminal que según según las investigaciones del Gobierno pasado asesinó a los estudiantes.

A diferencia de sus compañeros, que fueron sancionados por el régimen disciplinario de la Policía Federal, él prefirió renunciar a la corporación un mes después de los hechos; ésta fue firmada el 23 de octubre de 2014.

También se reveló que el juez giró la orden de captura en su contra seis años después, en septiembre de 2020, y desde entonces elementos de la Policía apoyados por elementos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) comenzaron su búsqueda y el pasado 18 de enero fue aprehendido.

Cabe destacar que fue el extitular de la División de Seguridad Regional de la Policía Federal Luis Cárdenas Palomino quien propuso al efectivo para ocupar el cargo como jefe de estación de la corporación en Iguala, de acuerdo con el oficio de nombramiento, fechado el 15 de febrero de 2012.

Luis “D” es el segundo elemento, de un cuerpo de seguridad federal en ser arrestado por sus probables vínculos con la desaparición de los normalistas.

En noviembre pasado, el capitán segundo del Ejército mexicano, José Martínez Crespo, fue detenido por su presunta responsabilidad en el delito de crimen organizado en la modalidad de narcotráfico, delincuencia organizada, homicidio y desaparición forzada, hecho por el que fue internado en el Campo Militar 1-A.

La acusación en contra del capitán Crespo, uno de los mandos operativos del 27 Batallón de Infantería en Iguala, Guerrero, se originó a raíz de las declaraciones de Sidronio Casarrubias, presunto líder de la organización criminal Guerreros Unidos.

Supuestamente el capitán dirigió a un grupo de soldados que recabó información sobre los jóvenes en la comandancia de Policía, sitio al que fue trasladado un grupo de estudiantes, a quienes incluso interrogaron.

.Foto: Especial