No hay estrategias, sólo cifras, lamentan

Burocracia, mayor freno para proteger a la mujer de agresor

Colectivos Feministas advierten que falta de capacitación en MP retrasa aval para girar órdenes de restricción; Fiscalías no cuentan con refugios para que ellas se resguarden

Imagen ilustrativa de agresión hacía la mujer.
Imagen ilustrativa de agresión hacía la mujer.Foto: Especial
Por:
  • Jorge Butrón

La burocracia es el principal problema en la lucha contra la violencia de género al retrasar trámites y órdenes de restricción contra agresores; mientras las autoridades sólo muestran cifras sin estrategias o acciones concretas para reducir los feminicidios y prevenir delitos, aseguraron colectivos.

En entrevista con La Razón, Ana Yeli Pérez Garrido, asesora jurídica del Observatorio Nacional Ciudadano y directora de Justicia Pro Persona, explicó que la falta de atención sigue siendo una constante desde hace años, pues aún persisten estas agresiones.

“No hay otro lugar para llevar a las mujeres que a refugios externos, ya que las Fiscalías ni siquiera tienen un lugar para que estén las mujeres mientras es revisada su denuncia”, aseveró en la materia previo a la presentación del reporte final de 2020 sobre la incidencia delictiva contra la mujer que dará a conocer la Secretaría de Gobernación (Segob) hoy.

En dicho reporte se aborda el alcance de agresiones e incidentes durante todo 2020, así como las llamadas realizadas a número de emergencia, como el 911, por casos como violencia familiar durante la pandemia.

Datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) detallan que el feminicidio bajó 0.2 por ciento con respecto al año anterior, al registrar 940 casos durante 2020, contra 942 en 2019; mientras que el registro de mujeres por homicidio doloso da cuenta de dos mil 567 víctimas de enero a noviembre de 2020.

La experta añadió que las órdenes de restricción son “un andamiaje burocrático” para ser aprobadas, ya que es difícil que éstas se tomen en cuenta por los Ministerios Públicos, ya que no cuentan con la capacitación para entender y atender denuncias de violencia.

Advirtió que el panorama de violencia contra la mujer depende sólo de los tres órdenes de Gobierno, pues algunos estados siguen catalogando las muertes de mujeres como homicidios dolosos; es decir, no se indagan como feminicidios.

Por separado, Saskia Niño de Rivera, directora de Reinserta, afirmó que la falta de capacitación en materia de género de las autoridades ocasiona que no se ponga atención a la violencia que sufren ellas, por ello, siguen falleciendo al quedar a su suerte.

“La corrupción y la impunidad que tenemos en nuestro sistema de justicia penal no discrimina por delito, además de que hay un problema de falta de capacitación para detectar en qué casos hay violencia. Hay muchas mujeres que son asesinadas, pero que meses antes buscaron ayuda y se las negaron y el resultado es su muerte”, lamentó en torno a la falta de estrategias específicas.

Y adelantó que para 2021 se prevé que siga este panorama, debido a la pandemia de Covid-19, situación que se suma a la falta de empleo, despidos y violencia familiar.

.La Razón de México