Violencia de género en México

Revela Irma Eréndira que 20% de servidoras públicas es víctima de extorsión sexual

La titular de la SFP señala que es un problema de relación de poder extendido en el gobierno; 9 de cada 10 no presentó queja; por ley desde hoy en CDMX agresores deben irse de casa

irma-erendira-sandoval
La secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval.Foto: Cuartosocuro
Por:

En la Administración Pública Federal (APF) hay un grave problema de extorsión sexual, ya que 20 por ciento de las mujeres lo sufrió o conoció un caso cercano a ellas; sin embargo 9 de cada diez agraviadas no presenta queja alguna ni pide ayuda, reconoció la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval.

“Las extorsiones sexuales vulneran a nuestro género cuando el sexo es la moneda de soborno. Este es un problema muy extendido en la APF donde 20 por ciento experimentaron extorsión sexual o conocen de un caso cercano a esta situación.

“Se trata de una relación de poder, de falta de ética, por lo general las mujeres que acceden se encuentran en una condición de dependencia directa de quien ejerce el rol de victimario”, subrayó al participar en el webinario “Diálogos sobre Corrupción y Violencia de Género”, organizado por la SFP.

Otro grave problema que se vive en nuestro país, dijo, es la histórica violencia de género, cuya expresión más terrible es el feminicidio. Un dato escalofriante, añadió, es que de acuerdo con cifras del INEGI se cometen 10 asesinatos diarios de mujeres a nivel nacional.

Respecto a la violencia de género, “México debe asumir que es un problema inaceptable y va a ser erradicado; no debe haber espacios ni en el gobierno ni en el sector privado para acosadores”, apuntó.

Sandoval Ballesteros aplaudió la decisión del Instituto Nacional Electoral (INE) que aprobó lineamientos para que partidos políticos erradiquen la violencia política y física contra las mujeres en razón de género.

Refirió que solo podrán aspirar a ser candidatos a cargos de representación popular aquellos hombres que no tengan que ver con violencia o violación a los cuerpos de las mujeres.

Dio a conocer algunos estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que indican que hasta 70 por ciento de las mujeres en México han sufrido violencia física o sexual, o ambas; en los centros de trabajo más de 20 por ciento sufrió discriminación laboral.

“Las mujeres son violentadas donde deberían estar más seguras: en el gobierno”, admitió la titular de la SFP tras asegurar que actualmente hay una política de cero tolerancia al acoso y el hostigamiento en la administración pública federal.

Prueba de ello son las inhabilitaciones recientes en el IPN y el Servicio Geológico Mexicano donde se sancionó a los acosadores, “después de años de que no se les había tocado ni con el pétalo de una rosa”.

Por su parte, Nadine Gassman, del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), lamentó que los delitos de feminicidios en México prevalezcan en la impunidad, ya que solo 2.7 de cada 100 denuncias por ese delito llegó a sentencia condenatoria en el periodo de 2017 a 2019, y 97 por ciento restante siguen impunes.

Además, existe prácticamente 100 por ciento de nivel de impunidad en casos de hostigamiento sexual, pues de 3502 denuncias solo 10 acabaron con sentencia a favor de una víctima mujer, 0.2 por ciento de estos.

“Basta de la violencia contra las mujeres y las niñas; basta de seguir tolerando que sigan siendo abusadas, maltratadas y agredidas, pero también decirles que no están solas”, enfatizó Gassman.

Mientras que Fabiola Alanís, comisionada Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia en contra de las Mujeres (CONAVIM), se pronunció por revisar el mecanismo de violencia de alerta de género, ya que en solo 52 por ciento del país existe.

Dijo también que “no hemos aprendido a integrar carpetas de investigación con perspectiva de género, ese es uno de nuestros grandes retos”.

Informó que se platicó con las fiscalías estatales para pedirles que apliquen la perspectiva de género cuando se cometan delitos contras las mujeres, incluido el suicidio, porque las carpetas de investigación por este ilícito se siguen integrando sin ese matiz.