Prófugos

Ubican a líderes de fraude de Bienestar

Se trata de Arturo Morales Ladero y Melissa Enríquez Ortega o Rocío Giles, quienes desde septiembre pasado se asumieron como funcionarios del más alto nivel

8
La Secretaría del Bienestar advirtió de las tarjetas apócrifas, el pasado 31 de enero.Foto: Especial
Por:
  • Antonio López

Los principales responsables del fraude masivo que se replicó en ocho entidades en perjuicio de más de cuatro mil personas ya fueron ubicados y denunciados; sin embargo, se encuentran prófugos. 

Se trata de Arturo Morales Ladero y Melissa Enríquez Ortega o Rocío Giles, quienes desde septiembre pasado se asumieron como funcionarios del más alto nivel, encargados de otorgar apoyos para reactivar la economía del país. 

Raymundo Martínez y Juana Rivera, dos de los señalados inicialmente, reiteraron que ellos también fueron víctimas de fraude, pues los presuntos servidores públicos, quienes se presentaron como empleados de la Cámara de Diputados, también les pidieron dinero. 

“Yo les pagué 146 mil pesos, y me dijeron que por ese dinero me darían una casa de interés social, me platicaron de los préstamos y yo invité a mi propia familia, luego se esparció el rumor y las personas iban a preguntarme que quién estaba dando los apoyos, y yo simplemente los mandaba con Arturo Morales, yo nunca toqué el dinero”, explicó el médico, quien ya interpuso una denuncia ante Fiscalía General de Justicia del Estado de México desde el pasado 11 de enero por el delito de fraude y cuya copia está en manos de La Razón.

 En redes sociales ya tratan de viralizar las fotos de dichas personas:  “¿Los conoces, los has visto?, son Arturo Morales Landero y Melissa Enríquez Ortega también conocida como Rocío Giles, son defraudadores, se hacen pasar como funcionarios de Gobierno federal, bajando supuestos apoyos para reactivar la economía del país. Estás personas portan un gafete de la Cámara de Diputados, abusando de la necesidad de la gente humilde, enfermos y quiénes no tienen trabajo. Son ellos y los autos en los que se mueven”, señala la leyenda acompañada de las imágenes que circulan Facebook y Twitter. 

“Nos robaron entre 15 y 20 millones de pesos, nos dijeron que eran gente de una legisladora federal de Morena e incluso fuimos a su casa. Después fuimos a la Cámara de Diputados a buscar a la diputada, pero salió una asistente a decirnos que no podía recibirnos”, declaró Raymundo.