Viernes 4.12.2020 - 14:36

Norma vulnera a 200 mil adultos mayores y a 100 mil menores: PAN

Piden ajuste a reforma a donatarias para no afectar a menores y ancianos

Activistas y expertos llaman a a esclarecer reglas de operación; dan mensaje de querer ahorcar a ONG, pues ingresos por cobrarles impuestos son mínimos, advierten

En vilo, casas hogar y asilos por reforma a donatarias, acusan
En vilo, casas hogar y asilos por reforma a donatarias, acusanFoto: Especial
Por:

Al menos 200 mil ancianos que son atendidos en asilos y 100 mil niños de casas hogar serán afectados, pues las asociaciones o donatarias que apoyan estos lugares corren el riesgo de desaparecer con la reforma al Impuesto sobre la Renta (ISR) que aprobó la Cámara de Diputados, que restringe las vías para que organizaciones de la sociedad civil obtengan recursos para financiar actividades no relacionadas a su objeto social, indicó Marcela Torres Peimbert, diputada federal del PAN.

“Las organizaciones sin fines de lucro son las que registran el 2.2 por ciento de los empleos en el país y al limitarles su entrada de dinero, las están ahorcando. Se afectarán a 200 mil ancianos atendidos en asilos y 100 mil niños en casas hogar que son huérfanos; ése es el impacto de la reforma”, dijo en entrevista con La Razón.  

Por su parte, el investigador del Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi), Jorge Villalobos, alertó que la reforma no es muy clara.

“El Servicio de Administación Tributaria (SAT) calculó que, si son 132 mil millones de otros ingresos, al cobrarles impuestos iba a obtener el 30 por ciento, algo así como 40 mil millones, suponiendo que todos esos ingresos fueran no relacionados; pero resulta que la mayoría de esos ingresos sí están relacionados con el objeto social. Por ello el ingreso que puede tener el SAT es mínimo, entonces no compensa que busque gravar lo que no está relacionado; es muy poquito”,puntualizó.

Asimismo, el especialista señaló: “le pedimos a la Cámara de Diputados quitar la cláusula de revocar a las instituciones que tuvieran ingresos con más del 50 por ciento, porque no sabemos a qué se refiere el SAT; o sea, cuál es el criterio que va a aplicar para determinar si los ingresos están relacionados con el objeto social. Se vuelve un criterio que genera inseguridad para donatarias que están relacionadas con el cuidado de adultos mayores, menores huérfanos, investigación médica, de salud, entre otras”.  

La reforma también exige que todas las compras de las donatarias estén respaldadas por un comprobante fiscal por Internet, con miras a terminar con las factureras. En ese tenor, Villalobos resaltó: “no queremos que se meta el tema de las factureras en las donatarias, pues si alguna incurrió por ignorancia, que corrija el tema o se le castigue en su caso”. Por ello, aseveró que desean un sector transparente, porque las donatarias tienen un gran valor para el país.

María Elena Morera, directora de Causa en Común, coincidió con el experto del Cemefi en que “no hay claridad en la reforma la ley. El mensaje es claro y es que quieren desaparecer a las donatarias de cualquier manera; por ello, las quieren estrangular hasta que se queden sin recursos para operar”.   

Además, señaló que es absurda la norma, porque les quitan la libertad de hacerse de recursos para fines sociales. 

Por separado, Israel Rivas, vocero de padres de niños con cáncer y uno de los que se han beneficiado con apoyos para conseguir medicamentos a través de una donataria, aseguró que la medida es un golpe durísimo, ya que cierran la llave de los recursos para seguir apoyando a quien no cuenta con dinero para hacerse de medicamentos, sobre todo en el tema oncológico, pues las medicinas son muy caras.  

“Ante el desabasto, los que se hacían cargo de abastecer a las familias eran las asociaciones civiles; es un golpe terrible, ya que las fundaciones son las que se encargan de hacer el trabajo del Gobierno cuando no puede”, señaló. 

Adelantó que las organizaciones afectadas seguramente saldrán a las calles a protestar, pues advirtió que el problema apenas comienza y son muchas las que serán afectadas, además de que el riesgo es enorme por dejar de apoyar a sectores vulnerables. 

.Gráfico: La Razón de México