Jueves 22.04.2021 - 19:15

Preocupa a árbitro electoral que se pierdan argumentos

Polarización e intolerancia, el mayor riesgo para la democracia: Córdova

Señala falta de compromiso de políticos de aceptar las reglas del juego; “si alguien tiene rencillas conmigo ése es su problema, no mío”.

El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello.
El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello.Foto: Cortesía INE
Por:
  • Jorge Chaparro

El mayor riesgo que existe en la política actualmente es la polarización, aderezada con un “delicado componente de intolerancia”, que no busca vencer al oponente con argumentos, sino desaparecerlo del ambiente político en el que algunos pretenden colocar al árbitro como si fuera un adversario de alguna de las partes, o como si estuviera sesgado, advirtió el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova.

En entrevista con La Razón, Córdova Vianello rechazó que tenga un conflicto o rencillas con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, porque “un árbitro sin concha dura no sirve. Yo no tengo rencillas, si alguien las tiene conmigo, honestamente es problema de esa persona”.

Consideró que en México, los actores políticos no cuentan con esa vocación de lealtad con las reglas del juego democrático, que implican el aceptar que hay veces en las que pierdes y otras en las que ganas.

El presidente del INE destacó además que vigilarán que haya cancha pareja, por eso ya pidió los padrones de los programas sociales, para saber cuándo y dónde serán entregados, porque habrá una estricta fiscalización.

Lamentablemente, en México los actores políticos no cuentan con esa vocación de lealtad con las reglas del juego democrático, que implican el aceptar que hay veces en las que pierdes, otras en las que ganas”

Lorenzo Córdova Vianello
​Consejero presidente del INE

¿Cuál considera que es el mayor reto en la organización de las elecciones del 6 de junio? La polarización que estamos viendo en México, y en el mundo, valdría la pena decirlo, es una polarización exacerbada, que está llegando a niveles pocas veces antes visto, y aderezada con un delicado componente de intolerancia. Corre el riesgo de traducirse ya no en una descalificación del adversario, sino como alguien a quien se debe erradicar de la arena política; ésa es una simiente que está ahí y que hay que cuidar que no florezca, esto vuelve el trabajo arbitral mucho más complejo, porque parte de la polarización busca identificar al árbitro como una parte de la disputa, esto sí es novedad, por la intensidad con la que algunos están pretendiendo colocar al árbitro como si fuera un adversario de alguna de las partes, o como si estuviera sesgado.

Usted ha dicho que organizar los comicios más grandes en la historia del país, en medio de la pandemia, es un enorme desafío, ¿qué medidas están tomando? Hemos emitido una gran cantidad de protocolos y llevamos 20 que están normando todas las actividades del INE, del trabajo en los módulos de atención ciudadana, el trabajo en campo de los capacitadores, a los funcionarios en las oficinas, cuáles son las condiciones en que deben sesionar los órganos colegiados del instituto; tenemos protocolos con los que vamos a operar el día de la jornada electoral y queremos ser muy estrictos en ello. En breve vamos a tomar una decisión en el Consejo General para volver vinculante y no sólo una recomendación el uso de los cubrebocas en la propia casilla.

¿Hay posibilidades de que se viva algo similar a 2006 en éstas o las elecciones de 2024? Sí, siempre existe ese riesgo cuando hay competitividad política, nuestro sistema político es profundamente competitivo, las épocas del partido hegemónico quedaron atrás. De las 200 elecciones federales y a nivel local que se han desarrollado entre 2015 y 2020, el índice de alternancia es de 62 por ciento. Dicho de otra manera, la posibilidad de que un partido que ganó una elección vuelva a ganar la siguiente, es de apenas cuatro de cada diez. Lamentablemente, en México los actores políticos no cuentan con esa vocación de lealtad con las reglas del juego democrático, que implican el aceptar que hay veces en las que pierdes, otras en las que ganas. Es decir, el voto no sólo sirve para determinar que gane un candidato, sirve también para premiar o castigar las acciones de Gobierno o las gestiones de alguna administración o de algún partido político. ¿Qué va a pasar con los resultados electorales después del 6 de junio?, no lo sé. Por cierto, al árbitro electoral no le debe preocupar y no le preocupa.

¿El INE entraría a suplir a los Oples (Organismos Públicos Locales Electorales) en un momento dado? Tenemos una elección de tales dimensiones que el INE está ocupado al 100 por ciento de sus capacidades para cumplir con sus funciones específicas. Eso implica que nosotros no tenemos la posibilidad de suplir a ningún órgano electoral, y mucho menos a estas alturas del proceso electoral. Ha habido un dilema que ya hicimos público: la falta de recursos está poniendo en riesgo el trabajo del Organismo Público Electoral en Nayarit si no se le generan los recursos pronto; algunas piezas clave de la elección local, como el Programa de Resultados Electorales Preliminares o los materiales electorales, pueden no estar en tiempo, y eso pondría en riesgo las elecciones. En Nayarit, pase lo que pase, los comicios federales están garantizados, porque son responsabilidad de nosotros. Estoy seguro de que no van a querer provocar la primera gran crisis de constitucionalidad de la vida moderna del país, que implicaría que no se realiza una elección, no se renovarían poderes, y lo que harían es una crisis constitucional que eventualmente tendría que resolver el Senado.

Uno hace caparazón, un árbitro sin concha dura, con piel sensible, no sirve para árbitro. Pero eso es una cosa, y otra, actuar sin filias ni fobias, o que sienta que tiene rencillas si alguien más tiene rencillas conmigo, es problema de ese alguien más, no de mí

Lorenzo Córdova Vianello
​Consejero presidente del INE

¿Cómo impacta una reducción presupuestal en el trabajo del INE? Las elecciones del 2021 no están en riesgo por el tema presupuestal, precisamente porque hemos tomado medidas de ajuste, de cancelación de proyectos, de reasignación de recursos, para que las elecciones incluso con el tema de los sobrecostos que van a implicar las medidas de seguridad sanitaria, estamos calculando que ésas van a costar cerca de 320 millones de pesos, para proveer de cubrebocas, mascarillas, material sanitizante en todas las casillas. Sin embargo, el 1 de agosto vamos a volver a ir a las urnas, porque hay una Consulta Popular que tiene que llevarse a cabo, bueno, para esa Consulta Popular la Cámara de Diputados no previó ni un centavo, es un ejercicio en el que pueden participar 93 millones de personas, pues no puede llevarse a cabo sin la suficiencia presupuestaria, por eso acudimos también en este caso a la Corte, por eso estamos en pláticas con Hacienda para saber si va a haber recursos para ello, porque si no, pues vamos a tener que empezar a hacer recortes para cumplir con esta obligación constitucional, tratando de garantizar los derechos de los ciudadanos, pero con los recursos que se tienen.

¿Al interior del INE sienten que están sometidos a un ataque contra los organismos autónomos? Públicamente hay un discurso en el que evidentemente los órganos autónomos no gustan. Ahora, más allá de los discursos son un gran logro de la transición a la democracia, son mecanismos de control, y los controles son propios de los sistemas democráticos. Un sistema político, aun cuando los gobernantes hayan sido electos por el pueblo, en donde no existen controles no es una democracia. La democracia no es nada más elegir a nuestros gobernantes, el ejercicio de la democracia supone que el ejercicio del poder, de todo el poder, tiene controles, y los órganos autónomos ejercemos un tipo de control en ese sentido.

¿Tiene rencillas con el Presidente? No, para nada. Entiendo a la política con un dejo de realismo, y mi función puede resultar incómoda para algunos, seguramente les resulta, pero creo que cada quien tiene que cumplir su propio rol, y eso sin filias ni fobias. Uno hace caparazón, un árbitro sin concha dura, con piel sensible, no sirve para árbitro. Pero eso es una cosa, y otra, actuar sin filias ni fobias, o que sienta que tiene rencillas si alguien más tiene rencillas conmigo, lo digo sin medias tintas, es problema de ese alguien más, no de mí, no del presidente del INE.

¿Hay alguna entidad o región que haya encendido focos rojos por la actividad criminal o por el riesgo para funcionarios, o para la ciudadanía que participará en los comicios del 6 de junio? Como focos rojos te diría no. Hay zonas en que la seguridad sea un motivo de preocupación, la respuesta es sí. Suele ocurrir que nuestros delegados sean invitados a las llamadas Mesas de Coordinación Estatal, en donde se tratan los asuntos de seguridad. Vamos ahí para enterarnos y saber lo necesario para que se lleve a cabo y con seguridad el trabajo de campo, es decir, que no se ponga en riesgo a nuestros funcionarios o a los ciudadanos. No te voy a decir nada nuevo, algunas zonas de Chihuahua son problemáticas, hay una zona históricamente compleja que es esa zona del Triángulo Dorado entre Durango, Sinaloa y Chihuahua; Jalisco, Michoacán, Guerrero, Guanajuato, Tamaulipas son las zonas problemáticas en términos de seguridad, pero si la pregunta es ¿que si vemos riesgos de no llevar a cabo la elección por el tema de inseguridad?, la respuesta es no.

¿Cómo evitarán que los programas sociales sean utilizados con fines políticos, o que la vacunación anti-Covid-19 sea usada con este propósito? Hay personas que dependen de la entrega de los programas, por lo tanto, no pueden suspenderse, y la vacunación de eso depende la salud pública, ni más ni menos, y no podría interrumpirse por el hecho de que hay campañas electorales. Lo que sí se debe suspender es la propaganda gubernamental al respecto. Ya solicitamos a la Secretaría del Bienestar que nos entregue todos los datos de los programas sociales federales, padrones de beneficiarios, fechas programadas de entrega de los beneficios, lugares de entrega de los beneficios, las reglas de operación de todos los programas, para validar que no haya un uso político de los mismos y lo mismo está ocurriendo en las entidades federativas. Y mira, el Presidente y todos los gobernadores del país firmaron un acuerdo en defensa de la democracia, qué bueno, pero el cumplimiento de la ley no depende de que se comprometan a cumplirla, sino que efectivamente lo hagan, y para eso está el INE, para verificar que se cumpla la ley, haya acuerdos o no. Qué bueno que los actores políticos se comprometan a cumplir la ley, de todos modos tienen que hacerlo, qué bueno que expresen su voluntad en ese sentido, nada más que de buenas..., ¿cómo dicen?... intenciones, está empedrado… tú completa la frase.

El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello.Foto: Cortesía INE

Lorenzo Córdova Vianello

  • Formación: licenciado en Derecho por la UNAM y doctor de investigación en Teoría Política por la Universidad de Turín, Italia.
  • Trayectoria: Investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, miembro del Sistema Nacional de Investigadores; docente en la UNAM, el CIDE y la FLACSO; autor de varios libros y artículos sobre elecciones, leyes y teoría política; conductor de diversos programas de televisión y articulista; consejero del entonces IFE de 2011 a 2014, cuando fue electo presidente del IFE y de su sucesor, el INE, ese año.