Miércoles 20.01.2021 - 12:51

Abre Suecia puerta a la extradición de Assange

Abre Suecia puerta a la extradición de Assange
Por:

Al poner fin a una investigación por presunta violación, Suecia dejó abierta la puerta para que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, actualmente preso en Gran Bretaña, quede a disposición de la justicia de Estados Unidos, que reclama su extradición, al imputarle 18 cargos por filtrar secretos del Pentágono.

La acusación sueca, que data de 2010, servía a Assange para resistirse a las gestiones de Estados Unidos, donde recibiría una condena que lo perpetuaría en prisión. El hacker australiano de 48 años rechaza todas las acusaciones.

Te puede interesar: Disturbios en Bolivia; manifestantes asaltan refinería y queman casa de alcaldesa (VIDEOS)

La fiscal de Suecia, Eve-Marie Persson, anunció que desistía de la causa, debido a que “las pruebas se han debilitado considerablemente durante el largo periodo transcurrido desde los sucesos en cuestión”.

Persson explicó que aunque la presunta víctima, que acusó a Julian A-

ssange de violarla, “presentó una versión verosímil y confiable de los sucesos”, las evidencias que sustentan el caso se volvieron cada vez más endebles.

Elisabeth Massi Fritz, la abogada de la presunta víctima, una mujer sueca cuyo nombre nunca se ha dado a conocer, comentó en entrevista para la emisora sueca SVT que “la información de la demandante está respaldada por pruebas escritas contundentes y por pruebas verbales de médicos que examinaron a la demandante. Para mí, eso sería suficiente”, dijo.

“Sin embargo, la fiscal ha realizado una tarea exhaustiva y sólida y por eso merece reconocimiento”, añadió Massi Fritz, según la agencia TT.

El Dato: En la adolescencia, Julian Assange fue arrestado por la Policía Federal Australiana, en 1993, al formar parte de un grupo de hackers denominado Subversivos Internacionales.

Una Corte en Estocolmo sentenció en junio pasado que Assange no debía permanecer detenido. Dos meses antes, el ciberactivista fue expulsado de la embajada ecuatoriana en Londres, donde se encontraba refugiado desde 2012. Gran Bretaña lo arrestó inmediatamente y lo condenó a 50 semanas de prisión por violar las condiciones de libertad bajo fianza en 2012.

Kristinn Hrafnsson, editora de WikiLeaks, escribió en Twitter que ahora toca enfocarse en “la amenaza” de la cual Assange “ha advirtido desde hace años: la persecución de EU y la amenaza que plantea a su Primera Enmienda”, que garantiza la libertad de expresión.