Reacciona ante caída en la popularidad

Bolsonaro amaga con privatizar Petrobras

El presidente de Brasil adelanta que su equipo ya analiza la propuesta, aunque antes dijo que no lo haría; ministro de Economía lo contradice y sostiene que sería dentro de una década

Cientos de manifestantes se pronuncian en rechazo a la gestión de Bolsonaro, la semana pasada.
Cientos de manifestantes se pronuncian en rechazo a la gestión de Bolsonaro, la semana pasada.Foto: AP
Por:
  • La Razón Online

En medio de reclamos por el alza en el costo de combustibles en Brasil, el presidente Jair Bolsonaro sugirió la posibilidad de privatizar la petrolera estatal Petróleo Brasileiro S. A., (Petrobras) para reducir el impacto económico.

“Quiero privatizar Petrobras”, aseveró el ultraderechista en entrevista con la radio local Novas da Paz y adelantó que incluso ya pidió a su gabinete y equipo económico que analice la propuesta a fin de evaluar la conveniencia de vender su participación en ésta y cómo se llevaría a cabo dicha operación.

Bolsonaro admitió que en la actualidad, en medio de una crisis sanitaria como el Covid, “no puedo controlar la empresa, no puedo dirigir los precios de la gasolina”, que tan sólo en el último año subió casi 40 por ciento, como otros combustibles, pero recordó que siempre es responsabilizado de ello.

En tono irónico comentó “cuando aumenta el combustible, la culpa es mía; aumenta el gas, la culpa es mía”, y reiteró que en varias ocasiones ha dialogado con ejecutivos de Petrobras para tratar de mantener los precios, pues dicha firma concentra hasta 80 por ciento del mercado doméstico tan sólo en diésel, lo que impacta en la economía nacional; y es que mientras estos precios suben el dólar también se encarece.

Quiero privatizar Petrobras. Revisaré con el equipo económico lo que podemos hacer al respecto, porque no puedo controlar la empresa, no puedo dirigir los precios de la gasolina

Jair Bolsonaro, Presidente de Brasil

Apenas en abril pasado el mandatario amagó con intervenir en la paraestatal, al advertir que si continuaban los cambios al alza en los precios removería al presidente de la misma, Joaquim Silva e Luna, quien apenas llevaba, en ese momento, un par de meses, luego de sustituir a Roberto Castello Blanco, decisión que provocó una caída bursátil de la firma.

Estas nuevas declaraciones más que a un tema económico responden a un asunto electoral, pues de cara a las elecciones del próximo año el costo de la gasolina ha mermado su popularidad, lo que supone un fuerte golpe en busca de un segundo mandato consecutivo.

Con ello, el mandatario cambiaría la postura que le ha caracterizado durante su polémica gestión en torno a la petrolera, pues en el pasado se pronunció por permitir la entrada de capital privado para reforzarla, al considerar que es un activo estratégico en los intereses de Brasil. Y esta nueva postura generó movimientos económicos, pues se reportó que las acciones de la paraestatal subieron hasta 1.9 por ciento luego de la difusión de las declaraciones del mandatario.

Sin embargo, su ministro de Economía, Paulo Guedes, adelantó que dichos planes no podrían ser inmediatos, pues refirió que cualquier intento se daría hasta dentro de una década; aunque dijo que en caso de vender sus participación estos recursos podrían ser destinados a programas de bienestar.

Las críticas sobre el alto costo en la materia también van contra el líder de la petrolera, quien ha sido llamado por el Congreso en varias ocasiones para explicar el constante aumento, ante lo que Silva e Luna sólo respondió que respetarán los costos internacionales y que no han hecho cambios en la política de precios.

  • El dato: Ante los cambios en la materia, el mandatario de extrema derecha ya había adelantado la posibilidad de aplicar reformas fiscales, a fin de garantizar precios más bajos.