Martes 24.11.2020 - 16:40

Con apoyo de la reina Isabel, Johnson enfila Brexit duro

Con apoyo de la reina Isabel, Johnson enfila Brexit duro
Por:

La decisión del primer ministro de Reino Unido de suspender al Parlamento para evitar que los diputados le bloqueen un Brexit sin acuerdo, provocó una reacción violenta por parte de diputados y activistas. Cientos de personas protestaron en Londres, ayer, y una petición contra la medida obtuvo casi un millón de firmas.

La reina Isabel II aprobó la solicitud de Johnson de dejar fuera del ring al Poder Legislativo durante cinco semanas en septiembre y octubre, justo antes de la fecha límite del Brexit. Los opositores dicen que esta medida dejará a los parlamentarios con poco tiempo para detener un divorcio sin acuerdo.

Pero el ministro del gabinete de Johnson, Michael Gove, insistió en que la suspensión “ciertamente no es” una medida política para evitar que los legisladores bloqueen un no acuerdo.

Gove explicó a la BBC que la medida se produce para que el primer ministro pueda abordar, sin ataduras, las políticas nacionales más apremiantes, como el financiamiento del sistema de Salud.

En cambio, el funcionario del llamado Trump británico aseguró que habrá “mucho tiempo” para debatir el Brexit antes de la fecha de salida programada para el próximo 31 de octubre.

Ayer, Johnson comentó que se realizaría un discurso de la reina después de la suspensión del Parlamento, el 14 de octubre, para delinear su agenda. Y aseguró que no quiere esperar hasta después del Brexit, “antes de continuar con nuestros planes de sacar adelante a este país”.

El líder de la oposición, el izquierdista Jeremy Corbyn, describió la maniobra política como “aplastante para apoderarse de nuestra democracia”, con el fin de forzar un acuerdo sin no dejar suficiente tiempo para aprobar leyes en el Parlamento, y se comprometió a tratar de detener la suspensión.

Desde antes de asumir el poder, el primer ministro advirtió que quiere salir de la UE a finales de octubre con o sin acuerdo, pero está dispuesto a irse sin uno en lugar de perder el plazo, pues, afirma, es la voluntad del pueblo británico.

El presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, quien tradicionalmente no comenta sobre anuncios políticos, describió la acción de Johnson como un “ultraje constitucional”.

El excanciller conservador Philip Hammond lo llamó “profundamente antidemocrático” y El líder de los demócratas liberales, Jo Swinson, expresó que se trata de un “curso de acción peligroso e inaceptable”.

Por su parte, la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, llamó a los parlamentarios a unirse para detener el plan la próxima semana: “si no es así, este día pasará a la historia como oscuro para la democracia de británica”.

El líder de la Cámara, Jacob Rees-Mogg, quien estaba en la reunión con la reina Isabel, dijo que la medida era un “procedimiento constitucional completamente apropiado”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tuiteó su apoyo a Johnson , al escribir que “sería muy difícil” para Jeremy Corbyn buscar un voto de no confianza contra el premier, “especialmente a la luz del hecho de que Boris es exactamente lo que Reino Unido ha estado buscando”.

El miércoles por la noche, los manifestantes se reunieron para exigir “un alto el golpe” con pancartas anti-Brexit.

Te puede interesar:

http://www.3.80.3.65/mundo/impacta-dorian-a-las-islas-virgenes-ya-como-huracan-categoria-1/