EI masacra a 26 en “oasis” de la Unesco

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto AP

El Estado Islámico (EI) ejecutó a 26 civiles luego de tomar algunas aldeas cerca de la histórica ciudad siria de Palmira, considerada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, reportaron activistas sirios.

De las víctimas, diez fueron decapitadas, acusadas de “cooperar y colaborar con el régimen sirio” en las localidades de Al Sujna y Al Ameriya, en la provincia central de Homs y cercanas a Palmira.

Los civiles fueron ejecutados después de que el EI arrebató a las fuerzas del régimen de Bashar al-Assad el control de Al Sujna y logró avanzar hasta la periferia de Palmira, donde se enfrenta con el ejército, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Ante la ofensiva del EI lanzada el miércoles contra Palmira, ciudad ubicada en el este de la provincia de Homs, las fuerzas armadas de Siria enviaron este jueves refuerzos para frenar el avance de los yihadistas.

El gobernador de Homs, Talal al Barazi, indicó que enfrentamientos entre ambos bandos se desarrollan este jueves en la periferia oriental y occidental de la población, “a unos dos kilómetros” de la misma.

El gobernador recordó que los yihadistas lanzaron el asalto contra Palmira después de tomar la localidad de Al

Sujna, estratégica porque sirve de enlace entre la provincia siria de Deir al Zur con los alrededores de Damasco.

Según el OSDH, al menos 110 personas murieron la víspera en los combates entre ambas partes en Al Sujna y las afueras de Palmira.

Un activista de la opositora Red Sham en Homs precisó que los combates se concentran en los alrededores de un complejo de viviendas de oficiales

del ejército.

Explicó que, de momento, los monumentos no están amenazados porque los enfrentamientos se registran a unos ocho kilómetros de la parte antigua.

Antes del inicio del conflicto en Siria, en marzo de 2011, sus ruinas, teatros y templos fueron uno de los principales centros turísticos del país.

Palmira es uno de los seis sitios sirios inscritos en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, junto a los cascos viejos de Alepo, Damasco y Busra.

En su web, la Unesco explica que “el oasis de Palmira alberga las ruinas monumentales de una gran ciudad que fue uno de los centros culturales más importantes de la antigüedad”.

Mamun Abdulkarim, director de Antigüedades y Museos Sirios, sostuvo que la comunidad internacional ignora lo que sucede en esa ciudad: “Pese a lo que ocurre aquí en Palmira, la Unesco guarda silencio”.