GB dice adiós al Parlamento más poderoso del mundo

GB dice adiós al Parlamento más poderoso del mundo
Por:

Entre lágrimas y júbilo, oradores comunitarios despidieron a la bancada británica, que dejará, a partir de mañana, 73 escaños vacíos en un Parlamento de 751 lugares, el más poderoso del mundo, al ratificar el acuerdo por el que Reino Unido deja de ser parte del club continental.

En una emotiva sesión, en la que se entonó una canción de despedida —una versión del tema escocés “Auld Lang Syne”— para los últimos eurodiputados de Gran Bretaña, la Eurocámara dio su aprobación al Brexit, con 621 votos a favor y 49 en contra, que pone fin a casi medio siglo de integración regional, tres años después de que una ligera mayoría en Reino Unido votó por salir.

Te puede interesar: Coronavirus ya mató a 170 en China; suman más de siete mil infectados

Una docena de legisladores se abstuvo, en una jornada que incluyó un debate simbólico, uno de los trámites finales para que comience el Brexit.

Más temprano, el embajador de Gran Bretaña en Bruselas, Tim Barrow, entregó a un alto funcionario de la Unión Europea los documentos que formalizan el Acuerdo de Salida, pactado a finales del año pasado por el impulso del nacionalista primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, el apodado Trump británico.

Contra un telón de fondo de banderas británicas que abrazaban las de la UE, en la sede del bloque en Bruselas, el diplomático depositó una carpeta de cuero azul oscuro, con el emblema de Reino Unido.

A la medianoche de este viernes, las banderas británicas serán retiradas de las oficinas y sedes comunitarias.

“Probablemente sea el día más triste de mi vida hasta ahora. El Brexit es algo que ataca los cimientos de nuestra identidad”

Kirton-Darling

Diputada británica

HACIA LA FASE FINAL, OTRA CUENTA REGRESIVA. Con un ajustado periodo de transición que se extiende sólo hasta fin de año, Londres y Bruselas deben empezar cuanto antes las conversaciones, que abarcan desde el comercio hasta la seguridad, para sentar las bases de una relación futura, que permita un Brexit menos agresivo.

“Estamos considerando un acuerdo de libre comercio con arancel cero y cuotas cero. Pero la condición previa es que las empresas de la UE y Gran Bretaña continúen compitiendo en igualdad de condiciones. Ciertamente no expondremos a nuestras empresas a una competencia desleal”, dijo a la Eurocámara la jefa de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen.

El negociador jefe de la UE, Michel Barnier, transmitió a los enviados de los 27 miembros restantes que un acuerdo de asociación flexible, como el que tiene la UE con Ucrania, debería servir como base para nuevas relaciones bilaterales.

En su último día de trabajo como miembro del Parlamento Europeo, el destacado activista británico del Brexit, Nigel Farage, expresó que Reino Unido jamás volverá a ser parte de la Unión Europea.

“Nuestro país no encaja, estaremos mejor”, comentó, al describir el euroescepticismo como una visión establecida en su país, en un referéndum de 2016 por un estrecho margen de 52 a 48 por ciento.

Mientras Farage sonreía, sus legisladores del Partido del Brexit se despidieron de la Cámara y corearon “¡Hurra!”.

“Probablemente sea el día más triste de mi vida hasta ahora. El Brexit es algo que ataca los cimientos de nuestra identidad”, dijo la diputada británica Kirton-Darling, quien planea quedarse en Bruselas con su esposo belga.

Guy Verhofstadt, un legislador liberal, consideró que el Brexit representa una debacle histórica: “es triste ver que un país que nos liberó dos veces se va, dos veces dio su sangre para liberar Europa”.

A partir del próximo sábado, la Representación Permanente de Reino Unido ante la Unión Europea, o “UKRep”, se convertirá en una misión en el extranjero, que algunos ya denominaron “UKmissEU”.