Opinan, pero no actúan, señala

Crecen reproches contra EU y ONU por inacción en conflicto

Critican que no haya postura sobre choques en Gaza; embajador ante Naciones Unidas pone en duda liderazgo estadounidense para frenar ataques; Israel desoye a todos

palestina
Palestinos se enfrentan con fuerzas israelíes en el puesto de control de Hawara, ayer.Foto: AP
Por:
  • La Razón Online

Palestina calificó de vergüenza que la Organización de las Naciones Unidas (ONU), principal organismo de paz, aún no emita un pronunciamiento por la situación violenta que se vive en Gaza y hasta puso en duda el liderazgo de Estados Unidos ante el conflicto.

El embajador palestino ante la ONU, Riyad Mansour, insistió que no es posible que después de ocho días de bombardeos entre Israel y Hamas el organismo no tenga una postura oficial, pese a varias reuniones, justo previo al cuarto encuentro a puerta cerrada, para detener las escalada, por la que ya suman 218 muertos.

Agregó que “todo el mundo está diciendo algo”, pero Naciones Unidas sigue sin emitir señal alguna para cesar los ataques, en medio del aumento de hostilidades, que ya han dejado miles de civiles heridos o sin hogar.

Soldado israelí alista misiles para un nuevo ataque cerca de la frontera de Gaza, ayer.Foto: Reuters

También cuestionó la inacción de EU al asegurar que este país en vez de buscar la vía para ayudar sigue frenando los esfuerzos para exigir el alto al fuego, luego de los señalamientos de diplomáticos sobre la negativa de esta nación a emitir un pronunciamiento, pues insiste que esto no abona a poner fin a las tensiones que iniciaron el pasado 10 de mayo.

Precisó que si el presidente Joe Biden, quien ha respaldado el derecho legítimo a la defensa de Israel, interviene es posible que el gobierno israelí retroceda; sin embargo, aunque dice apoyar el cese de tensiones, no ha actuado.

“Si la administración (de) Biden puede ejercer toda su presión para poner fin a la agresión contra nuestro pueblo, nadie se interpondrá”, sostuvo ante reporteros al pedir la intervención de su Gobierno, pues reiteró que su diplomacia ha sido muy sigilosa.

En tanto, fuentes de la Casa Blanca reportaron que Biden comenzó diálogos para alentar, de manera privada, al primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, a detener el bombardeo, luego de que el funcionario advirtiera que mantendrían los ataques por tiempo indeterminado hasta acabar con toda amenaza terrorista.

Gráfico

En medio de las diferencias para intervenir o no, quien tomó la batuta para acabar con el conflicto fue el mandatario francés, Emmanuel Macron, —quien ha respaldado la mediación ofrecida por Egipto—, y planteó un resolutivo para terminar inmediatamente con la escalada en la Franja de Gaza.

Con el respaldo de sus homólogos de Egipto, Abdel Fatah Al Sisi, y Jordania, el rey Abdalá II, puso sobre la mesa tres puntos para poner fin a la crisis “los tiros deben cesar, ha llegado el momento de un alto al fuego y el Consejo de Seguridad de la ONU debe abordar el tema”, de acuerdo con autoridades de esta nación; aunque no hubo un consenso.

No obstante, se reportó que Macron sigue buscando el apoyo de más naciones para alcanzar la unidad y fijar un posicionamiento; luego de que la propuesta que encabezan China, Noruega y Túnez no ha rendido frutos para obligar a ambas partes a deponer las armas y evitar más pérdidas humanas.

En tanto, el Ejército israelí renovó sus ofensiva contra Hamas, luego de denunciar que la organización aprovechó el paso humanitario para atacar a sus tropas.

“Justo después de que Israel reabrió el cruce de Erez para permitir la entrada de ayuda civil (Hamas) disparó una granada de mortero”, señalaron las Fuerzas Armadas luego de la embestida de la resistencia, exactamente cuando cruzaban por la zona camiones con comida para afectados.

El cohete lanzado impactó contra un edificio de obreros extranjeros, detalló el Ministerio de Defensa al confirmar que también resultaron lesionados varios de sus soldados.

Con ello, insistió que Hamas no tiene voluntad de acabar con bombardeos, pues no respeta ni las treguas humanitarias, luego de disparar más de tres mil misiles, en una semana y justificó ataques.

En tanto, Netanyahu refrendó su postura de atacar a todos los terroristas al asegurar “estamos golpeando muy duro, con enorme alcance e intensidad y continuaremos lo que sea necesario”, ignorando los llamados internacionales.

Incluso, resaltó en un encuentro de seguridad que Hamas nunca se imaginó los golpes, esto mientras sus Fuerzas Armadas reivindican que ya han eliminado a más de 140 objetivos, entre ellos 15 líderes de la resistencia.

En rechazo a los bombardeos, miles de palestinos se unieron a una huelga contra las políticas de Israel, lo que da nuevos signos de unidad en la región. Los manifestantes advierten que de mantener los ataques esta crisis podría extenderse de manera indefinida, ante lo que Israel reiteró que los únicos culpables son los combatientes.

Con la quema de neumáticos y nuevas protestas también demandaron la salida de israelíes de territorios ocupados en Cisjordania; incluso, lanzaron piedras contra éstos y los uniformados respondieron con gas lacrimógeno.

  • El dato: Diplomáticos europeos reportaron que no sólo EU ha bloqueado la acción de ONU en este tema, pues recientemente Hungría frustró un pronunciamiento sobre esta violencia.