Pide canciller italiano aumentar presiones contra régimen sirio

Moreno Valle urge a
Por:

Rusia y EU buscarán llegar a un acuerdo en la cumbre del G-20 en Los Cabos

Roma.- La matanza de civiles en la ciudad siria de Houla debe llevar a aumentar las presiones internacionales sobre el régimen del presidente Bashar al-Assad, afirmó hoy el canciller italiano Giulio Terzi.

Tras participar en Roma en la conferencia de la Organización de Seguridad y Cooperación Europea (OSCE) sobre cooperación regional en el Mediterráneo, Terzi condenó la matanza registrada el viernes pasado y dijo que “lo ocurrido no puede volver a suceder”.

Asimismo, consideró de “gran importancia” la condena pronunciada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) y apuntó que se requieren mayores presiones de la comunidad internacional contra al-Assad.

Medios de prensa reportaron 108 muertos, 49 de ellos menores de 10 años de edad, a causa de los ataques en Houla que testigos califican de indiscriminados contra centros de población civil.

Terzi resaltó que desde un inicio Italia ha apoyado a la ONU y el plan del enviado especial Kofi Annan, pero es necesario que el mismo sea aplicado “plenamente”, comenzando por el cese total de la violencia y el ingreso al país de organizaciones humanitarias.

El canciller italiano consideró que debe ser “explorada” la llamada “solución yemenita” del presidente estadounidense Barack Obama, que prevé, entre otras cosas, el exilio de Al-Assad y la permanencia en el poder de algunos exponentes de su círculo.

En rueda de prensa, Terzi reconoció que una solución de ese tipo requiere el consenso de Moscú, por lo que recordó que en la cumbre del Grupo de los 20 programada el mes próximo en Los Cabos, México, se espera un encuentro sobre la materia entre las dirigencias estadounidense y rusa.

Al abrir la conferencia, Terzi dijo que tras las revueltas árabes “se advierte la exigencia de reforzar las relaciones” entre los países que se asoman al Mediterráneo.

Señaló que la OSCE puede contribuir a poner en práctica ese “enfoque de larga duración” con su experiencia en el desarrollo del capital humano, apoyo al ciclo electoral, control democrático de las fuerzas armadas y de policía o tutela de las minorías religiosas.