Pide Chávez apresar a dueño de televisora

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

La policía política de Venezuela se presentó el viernes con una orden de arresto en una propiedad de Guillermo Zuloaga, presidente del canal de noticias Globovisión, que ha adoptado una línea dura contra el presidente Hugo Chávez, confirmaron sus abogadas.

Los agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) portaban “órdenes de arresto” en contra del ejecutivo televisivo y su hijo Guillermo Zuloaga Siso, dictadas por un tribunal, por los delitos de “usura genérica” y “agavillamiento”, que implica el concurso de varias personas para cometer un delito.

La medida está relacionada con una investigación pendiente por el presunto delito de “almacenamiento irregular” de 24 vehículos, confirmó más tarde la fiscal general Luisa Ortega.

Zuloaga no se encontraba en su casa el viernes por la noche, indicó la abogada defensora Perla Jaimes. El paradero de Zuloaga es desconocido.

La acción se realizó una semana después de que el Chávez, en un discurso televisado, se quejó de que en Venezuela existe una “debilidad estructural en el sistema del Estado” y puso como ejemplo algunos de los procesos judiciales que todavía tiene pendientes Zuloaga.

“Por ahí, a ese señor (Zuloaga) se le agarró en su casa un bojote (un gran número) de carros y ése es un delito, acaparamiento. Y anda suelto y tiene un canal de televisión”, lamentó Chávez.

“¿Tú te das cuenta? Tiene un canal de televisión y por ahí dicen lo que les da la gana. Y sigue siendo ese canal la punta de lanza de la burguesía, vamos a ver quién aguanta más”, agregó.

La Fiscalía presentó en abril cargos penales contra Zuloaga, presidente de Globovisión, único canal de televisión que se opone abiertamente a Chávez.

La orden de arresto preocupa a grupos defensores de la libertad de prensa, los cuales describieron la medida como una campaña para acallar a críticos chavistas.

Columnista critica a chavista y le dan 4 años

El periodista venezolano Francisco Pérez fue condenado el viernes a tres años y nueve meses de prisión por el delito de “ofensa” e “injuria” contra un funcionario público. El periodista quedó además inhabilitado “profesional y políticamente” tras la sentencia por los delitos de “ofensa e injuria contra personal de servicio público”.

El proceso se inició luego de que en su columna “En Secreto”, el 30 de marzo de 2009, el periodista comentó que el alcalde de la ciudad central de Valencia y cercano aliado del presidente Hugo Chávez, Edgardo Parra, se estaba “pagando y dando el vuelto” al sumar a la nómina de la alcaldía a varios miembros de sus familiares directos.

El dato

El pasado 25 de marzo policías venezolanos detuvieron en un aeropuerto local al dueño del canal, a quien el Legislativo acusó de criminalizar y dañar la imagen de Chávez.