Viernes 4.12.2020 - 04:17

Putin defiende a Kim Jong-un ante bloque de los países asiáticos

Putin defiende a Kim Jong-un ante bloque de los países asiáticos
Por:

El presidente ruso, Vladímir Putin, advirtió ayer que amenazar a Corea del Norte con una intervención militar podría desencadenar “una catástrofe mundial”, ya que el régimen de Kim Jong-un no va a dejar sus pruebas nucleares, si no se siente seguro.

“Alentar la histeria militar no llevará a nada bueno. Todo esto puede acabar en una catástrofe planetaria, una ingente cantidad de víctimas humanas. No hay otra vía que la solución pacífica y diplomática del problema nuclear norcoreano”, dijo Putin en conferencia de prensa al final de la cumbre de los países emergentes BRICS (Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica).

La crisis internacional derivada de las pruebas nucleares llevadas a cabo por Pyongyang, la última hace dos días, ha sido uno de los temas que han tratado los líderes de los BRICS reunidos estos días en la ciudad de Xiamen, en el sureste de China.

“En Corea del Norte prefieren comer pasto antes que renunciar a su programa (nuclear) si no se sienten seguros”, por lo que “hay que encaminarse hacia al diálogo entre todas las partes interesadas”, agregó el mandatario ruso.

Corea del Norte, recordó Putin, tiene el arma nuclear, misiles de medio alcance, artillería de largo alcance y sistemas de lanzamisiles y “contra ese tipo de armamento es inútil el empleo de sistemas antimisiles”.

Putin participó en la IX cumbre de los BRICS, que en su declaración final rechazan en bloque la actitud beligerante de Corea del Norte.

“Deploramos fuertemente el (último) ensayo llevado a cabo por Corea del Norte” y “expresamos nuestra profunda preocupación” por este conflicto que “sólo debe ser resuelto mediante medios pacíficos y con el diálogo directo de todas las partes implicadas”, señala el texto.

El pasado domingo Putin mantuvo un encuentro privado con el presidente chino, Xi Jinping, con quien acordó mantenerse en contacto y coordinarse para “lidiar con la nueva situación” creada por el ensayo nuclear.

Ambos coincidieron en la necesidad de “seguir con el objetivo de una península de Corea desnuclearizada”, según la agencia oficial de noticias china Xinhua.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, evitó criticar ayer al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Putin rechazó como “ingenua” una pregunta sobre si estaba decepcionado con Trump.

“No es mi novia, no soy su novio”, dijo Putin en declaraciones recogidas por agencias rusas de noticias.

Rusia parece plegarse a la posición de China —ambos con derecho de veto en el Consejo de Seguridad— favoreciendo una “solución pacífica” de la crisis a través de la reanudación de las conversaciones con el régimen norcoreano.

El jefe de la diplomacia rusa, Serguei Lavrov, insistió sobre el punto en conversación telefónica con su homólogo estadounidense, Rex Tillerson, preconizando “la utilización de medios políticos y diplomáticos” y exhortando a Washington a “no ceder a las emociones y mantener la calma”.

Pero si bien Tillerson parecía abrir la puerta a un futuro diálogo en las últimas semanas, el presidente Donald Trump considera ahora que “cualquier discurso de apaciguamiento ya no funciona” con Corea del Norte.

Como respuesta al ensayo nuclear del domingo, Corea del Sur inició desde el lunes maniobras terrestres con fuego real. La marina surcoreana hizo lo mismo el martes, con la esperanza de disuadir a Pyongyang de cualquier provocación en el mar.

Un nuevo paquete de sanciones presentado por Washington —el octavo— será negociado en los próximos días antes de ser votado en el Consejo de Seguridad el 11 de septiembre, anunció en Nueva York la embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Nikki Haley.

La unidad del Consejo de Seguridad es “absolutamente crucial”, advirtió el martes el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, ante las divergencias que denotan las principales potencias, llamando a los miembros permanentes(China, EU, Francia, GB y Rusia) a “ponerse de acuerdo juntos sobre una sola estrategia a negociar” con Pyongyang.

Según fuentes diplomáticas, las nuevas medidas que se negocian esta semana podrían afectar el petróleo, el turismo, el reenvío a su país de los trabajadores norcoreanos en el exterior y a decisiones en el ámbito diplomático.

Trump venderá lotes de armas “sofisticadas”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció ayer que permitirá la venta de “equipo militar altamente sofisticado” a Japón y a Corea del Sur, países vecinos del régimen norcoreano de Kim Jong-un, que intensificó sus pruebas armamentísticas.

“Voy a permitir a Japón y a Corea del Sur comprar una cantidad sustancialmente mayor de equipos militares altamente sofisticados de Estados Unidos”, señaló Trump en Twitter.

De acuerdo con la ley de EU para las exportaciones de armas, el presidente debe informar al Congreso 30 días antes de hacer una venta de armas valorada en 14 mdd o más, aunque existen excepciones para agilizar la venta a Japón.

Las declaraciones del presidente de EU se producen después de que Corea del Norte realizara este domingo su sexto ensayo atómico y el más potente hasta ahora, con un artefacto termonuclear —supuestamente una bomba de hidrógeno— que, según Pyongyang, puede instalarse en uno de sus misiles balísticos intercontinentales.

La intensificación de las pruebas armamentísticas de Corea del Norte ha suscitado la condena de la comunidad internacional.