Plazo pactado con el Talibán

Afganistán: G-7 no logra apoyo de Biden para alargar evacuación

EU prevé dejar Kabul antes del 31 de agosto; Alemania, Canadá, GB, Francia, Italia y Japón insisten que buscan garantizar conductos seguros y salvar más vidas

taliban
Filas de personas, en el aeropuerto de Kabul, ayer.Foto: Reuters
Por:
  • La Razón Online

En Afganistán no hay condiciones para extender la permanencia de tropas más allá del 31 de agosto, advirtió Estados Unidos, por lo que, pese a la petición del G-7, reiteró que saldrán en el plazo pactado con el Talibán.

Tras las recomendaciones del Pentágono y aseverar que es consciente de que cada día representa una amenaza adicional, el presidente estadounidense, Joe Biden, sostuvo que saldrán en tiempo o si antes; incluso, funcionarios reportaron que en cada evacuación se reduce la presencia de soldados en esa región.

Después de dialogar, virtualmente, con sus homólogos de Alemania, Canadá, Gran Bretaña, Francia, Italia y Japón, quienes exigen a los extremistas permitir los rescates más allá del plazo, Biden resaltó que avanzan a buen ritmo para concluir el abandono programado tras 20 años de guerra contra el terrorismo.

Soldados aceleran los traslados para abandonar el país y cumplir el acuerdo previsto, ayer.Foto: AP

En conferencia, indicó que en 10 días, desde la caída de Kabul, han rescatado a 70 mil 700 personas, de las que 10 mil fueron trasladadas en tan sólo 12 horas; no obstante, reconoció que este puente aéreo dependerá de la colaboración de los yihadistas. Mientras que el vocero del Pentágono, John Kirby, dijo que hay tiempo suficiente para evacuar a los connacionales sin hablar de aliados afganos.

Dicha negativa podría estar relacionada con la reunión secreta, revelada por The Washington Post, entre el director de la CIA, William J. Burns, y el líder Talibán, Abdul Ghani Baradar, del pasado 23 de agosto, en la que habrían discutido cambiar la “línea roja”, pero no se dieron detalles de los acuerdos que buscó EU o las condiciones del grupo islámico.

En contraste, el primer ministro británico, Boris Johnson —quien convocó al G-7—, insistió que las potencias cuentan con mecanismos económicos, diplomáticos y políticos para negociar con el Talibán, grupo que reiteró que no dará un día más para la tan anunciada retirada, mientras que Francia y Alemania externaron su preocupación por la crisis al señalar que con estas prisas no podrán recuperar a sus aliados y el secretario de Defensa inglés, Ben Wallace, pidió seguir la estrategia con fecha límite, pero a la par seguir presionando para ganar unos días más.

Gráfico

Al respecto, Biden demandó al Departamento de Defensa contar con planes de contingencia para sacar al máximo número de personas, como intérpretes y aliados afganos, a más tardar el próximo martes, pues es posible que surjan más obstáculos como bloqueos para llegar al aeropuerto, tiroteos o actos terroristas.

Por ello, Biden refrendó el compromiso de liderar los esfuerzos del G-7 para extraer a las personas de manera segura, dar refugio a colaboradores y que Afganistán no sea otra vez base de grupos terroristas para atacar a su país o a sus aliados.

En la reunión, a la que se sumaron la líder de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, y el secretario de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, el G-7 también analizó la postura que sostendrá con este nuevo régimen y refrendó, en una declaración conjunta, que la “prioridad inmediata es garantizar la evacuación de nuestros ciudadanos y los afganos que se han asociado con nosotros durante los últimos 20 años”.

Por separado, el vocero del Talibán, Zabihullah Mujahid, reiteró que después del 31 de agosto no permitirán la salida de ningún afgano, mucho menos si se trata de personas altamente cualificadas, evidenciando que quieren evitar la fuga de talento local al afirmar que en este nuevo gobierno incluyente necesitan a todos.

Sus declaraciones confirman las acciones que comenzaron ayer al impedir que sus ciudadanos se acerquen al aeropuerto de Kabul para evitar que abandonen el país, al argumentar que el plan es que todo extranjero se retire de inmediato y rechazó las acusaciones de persecuciones contra activistas y excolaboradores de fuerzas extranjeras, pues no existe “ninguna lista” para atacar, pues garantizaron amnistía y que no habría represalias.

Por ello, exhortó a la población a no acercarse a la zona fuertemente custodiada porque no están autorizados a salir y deben quedarse en la región donde, garantizó, harán su vida normal.

En contraste, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, alertó que se han detectado graves y desgarradoras violaciones a derechos humanos, como ejecuciones fuera de combate, reclutamiento de niños y represión de disidentes y mujeres.

Asimismo, urgió a investigar estas violaciones cometidas durante esta nueva crisis al señalar que los extremistas habrían sobrepasado la línea roja, principalmente contra mujeres, sector que desde la semana pasada se ha refugiado en casa ante la pérdida de derechos por el retorno de la ley sharía, que las deja sin derecho a la educación, la libertad y el trabajo.

  • El dato: El gobierno de Francia reportó la captura de al menos un afgano ligado al grupo Talibán luego de evacuar a varias personas; además, hay cuatro sospechosos bajo investigación.