Trump analiza echar a su fiscal por “debil”

Trump analiza echar a su fiscal por “débil”
Por:

En Nueva York

El fiscal general del Estado, Jeff Sessions, se ha convertido en el nuevo blanco de las críticas del presidente Donald Trump. Ayer, el mandatario comenzó su jornada criticándolo a través de Twitter, mientras que en privado medita si aceptar la dimisión que le hizo llegar a principios de junio o despedirlo directamente.

“Sessions mantiene una postura muy débil respecto a los crímenes de Hillary Clinton (dónde están los emails y el servidor del Comité Nacional Demócrata) y los soplones de Intel”, escribió Trump ayer, cuyo mensaje no hizo más que aumentar la especulación sobre el futuro de Sessions, que fue el primer senador de la Cámara Alta en apoyarlo cuando era candidato durante las primarias.

“Obviamente hay un confl cto en la relación” entre Trump y Sessions, admitió a los periodistas el nuevo director de comunicaciones de la Casa Blanca, Anthony Scaramucci. “Tendremos una decisión pronto”, agregó sin dar más detalles tras subrayar que Trump quiere que todos los miembros de su gabinete lo defiendan y estén fielmente su lado.

El nombre de Rudolph Giuliani, considerado en un principio para su puesto, vuelve a sonar para convertirse en el sheriff de EU. Sin embargo, el exalcalde de Nueva York confirmó que nadie se ha puesto en contacto con él en los últimos días para tratar este asunto. Y, al mismo tiempo, indicó que también se hubiese apartado del caso sobre Rusia si hubiese estado en el lugar de Sessions.

Mientras, Trump valora servirse del receso del verano en el Congreso para acelerar el trámite del relevo en caso de que decida deshacerse de Sessions. Si lo echa o deja que se marche, lo sustituiría de forma inmediata el vicefiscal general Rod Rosenstein, al menos como interino.

Rosenstein tampoco goza del beneplácito del presidente, ya que lo ha criticado en privado y de forma pública por su manera de comportarse ante la investigación sobre Rusia. Por lo que el mandatario estadounidense sopesa detenidamente las consecuencias de derrocar a Sessions.

No le interesa ahondar en las divisiones con los senadores después de su último enfrentamiento con la Cámara Alta a consecuencia del fracaso de la votación de la reforma sanitaria para derogar la ley de Obama.

Ayer varios excompañeros de Sessions en el Capitolio lo defendieron ante las críticas de Trump. “Es una de las personas más decentes que he conocido jamás durante mi vida en política. El mensaje en Twitter del presidente Trump que sugiere que el fiscal general Sessions debe conseguir que se acuse formalmente a un ex rival político es inapropiado”, indicó el senador republicano Lindsey Graham.

No sólo Graham, cuya mala relación con el presidente es pública, advirtió sobre los comentarios de Trump, también otros senadores republicanos expresaron su desacuerdo. Aunque destacó la respuesta del portavoz de la Cámara de Representantes Paul Ryan, quien se enfrentó precisamente con Sessions el pasado año al estar en contra de Trump. “El presidente puededecidir siempre a quién quiere en su personal”, respondió Ryan.

EU anticipa un acuerdo “grande“ con GB

El presidente de EU, Donald Trump, dijo ayer que el futuro acuerdo comercial entre su país y Gran Bretana podría ser “muy grande y fascinante”, en coincidencia con el inicio de las negociaciones en Washington.

En su cuenta personal de Twitter, Trump comentó que su gobierno está “trabajando en un gran acuerdo comercial con el Reino Unido”, sobre el que anticipó que generará empleos en EU.

El ministro británico de Comercio Internacional, Liam Fox, inició el pasado lunes en Washington una visita de dos días destinada a preparar el terreno para alcanzar un futuro acuerdo comercial con EU tras el Brexit.

Fox ya se reunió el pasado lunes con el representante de Comercio Exterior de EU, Robert Lighthizer, como parte de los primeros contactos para identificar áreas de interés común.

En otro tuit, publicado en su cuenta oficial como presidente de EU, Trump indicó el pasado lunes que esa reunión sirvió para “comenzar un nuevo capítulo para un comercio más fuerte”, y agregó que la “relación especial” entre los dos países “va a ser todavía mejor”.

Actualmente el comercio bilateral ronda los 230 mil millones de dólares anuales y EU es el mayor inversor extranjero en Gran Bretaña.