Centro de Investigación Económica y Presupuestaria

Endeudamiento de cada mexicano crecerá 6.8% comparado con 2023

Con propuesta en PEF, cada connacional tendría que pagar $126,785; es 12% más que al inicio del sexenio, señala el CIEP; gasto en inversión, 11.1% menor; paquete garantiza transición ordenada: Segob

En 2024 cada mexicano deberá $126 mil 785, 12% más que en 2018
En 2024 cada mexicano deberá $126 mil 785, 12% más que en 2018Foto: Pexels
Por:
  • Ivonne Martínez

Con el endeudamiento récord propuesto para 2024 de 5.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), la deuda que cada mexicano tendría que pagar se eleva a 126 mil 785 pesos, 6.8 por ciento mayor a lo estimado para este año y 12.3 por ciento más que al cierre del sexenio pasado, de acuerdo con el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

El director de Investigación del CIEP, José Luis Clavellina Miller, refirió que la deuda per cápita subirá en 2024 en ocho mil 091 pesos, desde los 118 mil 694 pesos por mexicano estimados para 2023 y en 13 mil 925 pesos más respecto a los 112 mil 860 pesos por habitante calculados para 2018, último año del gobierno de expresidente Enrique Peña Nieto.

Preocupa, dijo, el repunte en la deuda per cápita, pues México se está endeudando no necesariamente para invertir en obras que se usarán en el futuro, sino para cubrir gasto corriente, dejando su pago a futura generaciones.

Señaló que este endeudamiento se generó porque no se quiso reformar el sistema fiscal en la actual administración, pese a la caída de ingresos petroleros y la necesidad de hacer frente a mayor gasto debido a más programas sociales.

“Además de que es un año electoral, posiblemente queremos gastar más, hacer más gasto social en educación, salud, pensiones, entre otros, pero no lo asociamos a mayores ingresos por parte de impuestos, sino que recurrimos a la deuda, se nos acabaron las fuentes y recurrimos a la deuda, creo que eso no es sostenible en el largo plazo”, añadió en entrevista.

En el marco de la rueda de prensa de las “Implicaciones del paquete económico 2024”, Clavellina Miller apuntó que el Gobierno federal propuso un endeudamiento neto, medido por los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) de 1.86 billones de pesos, un porcentaje histórico de 5.4 por ciento del PIB, desde 3.9 por ciento en 2023.

Con ello, el saldo histórico de los RFSP llegará a 48.8 por ciento del PIB en 2024, mayor al 46.5 por ciento estimado para el cierre del 2023.

Gráfico
Gráfico

Destacó que en un año electoral como 2024, se eleva mucho el endeudamiento, ya que 19.2 pesos de cada 100 provienen de financiamiento, contra 14 pesos del año pasado, “ni siquiera en el año de la pandemia se quiso dar impulso al gasto para atención a diversos rubros sociales por medio de este endeudamiento”.

Por su parte, la directora ejecutiva del CIEP, Alejandra Macías Sánchez, afirmó que éste será un sexenio perdido en materia de ingresos públicos y urge aprobar una reforma tributaria al inicio de la siguiente administración.

Refirió que la iniciativa de Ley de Ingresos para 2024 estima ingresos públicos de 7.3 billones de pesos, 21.3 por ciento del PIB, pero 1.8 por ciento menor a lo aprobado este año.

Así, dijo, los ingresos públicos del año próximo serán similares al nivel que tuvieron en 2018, “esto nos apunta a que es básicamente un sexenio perdido en términos de ingresos públicos; si ésta no es evidencia de que necesitamos una reforma tributaria, entonces cuál es”.

En tanto, la directora adjunta de Investigación del CIEP, Judith Senyacen Méndez Méndez, comentó que, irónicamente, el paquete económico para 2024 tiene un nivel alto de endeudamiento, pero el sistema de salud universal es una de las grandes deudas de esta administración, por lo que no será posible tener un sistema como el de Dinamarca, como lo ha prometido el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Pensiones, además de caras, son desiguales para la población

En 2024, el pago de pensiones concentrará la mayor parte del Presupuesto de Egresos con 22 por ciento del total, pero además es desigual, ya que las personas de mayores ingresos reciben recursos por este concepto que son 4.6 veces más altos que para los más pobres, según el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

La directora adjunta de Investigación del CIEP, Judith Senyacen Méndez, refirió que el proyecto de Presupuesto para 2024 del Gobierno federal propone destinar 1.99 billones de pesos o 5.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y 22 por ciento gasto total.

En rueda de prensa sobre las “Implicaciones del paquete económico 2024”, refirió que estos recursos se destinarán al pago de pensiones contributivas y del Bienestar, lo que implica un aumento de 11.9 por ciento respecto a 2023.

“No hay un crecimiento que alcance para estos niveles de crecimiento que se tiene en las pensiones”, subrayó.

Además de esta insuficiencia, subrayó existe desigualdad en las pensiones, ya que al distribuir los casi dos billones de pesos por este concepto, las personas de mayores ingresos reciben 4.6 veces más recursos que las personas de menores ingresos.

Plantean menor gasto en inversión para 2024

Para el próximo año, el gasto en inversión, el cual genera empleo y crecimiento, será 11.1 por ciento menor al del 2023 en términos reales (considerando inflación), según proyecciones del Paquete Económico 2024. De aprobarse, será el segundo ejercicio fiscal consecutivo en el que se destinan menos recursos para este fin.

“Estos recursos contemplan proyectos de infraestructura que fomentan el desarrollo económico tanto en el mediano como en el largo plazo, generando suficiencia energética, conectividad y localidades atractivos para la inversión extranjera”, expuso la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en los Criterios Generales de Política Económica (CGPE).

Pese a las virtudes que ofrece, se destinará menos dinero a ese rubro, mientras que otros, como pensiones, el costo financiero de la deuda y el gasto social, van en ascenso.

Por ejemplo, pensiones requerirá dos billones de pesos y el costo financiero de la deuda, 1.26 billones.

La SHCP proyecta un gasto en inversión de un billón 108 mil 412 millones de pesos para 2024, es decir, 138 mil 492 millones de pesos menos a lo aprobado para este año. La suma representa 12.2 por ciento del gasto presupuestado estimado (nueve billones de pesos) y 3.2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

De esta cantidad, 20.1 por ciento se va para proyectos prioritarios, como el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas. En 2023 se canalizó para ese fin 17.3 por ciento, destacó el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

“Para 2024 van a apostar por los programas sociales, considerando que es año electoral”, consideró Juvenal Lobato, especialista fiscal de la UNAM.

El CIEP expuso que la suma proyectada continúa por debajo de cuatro por ciento del PIB recomendado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe para el desarrollo sostenible.

Del gasto en inversión neto, la física se contraerá 23 por ciento. Este rubro representa 80 por ciento de los recursos netos. Datos del CIEP destacan que Pemex tendrá la mayor asignación del rubro, con 222 mil 800 millones de pesos, mientras que 53.5 por ciento del gasto previsto en cartera de inversión no tuvo presupuesto asignado.

Este año, las obras hidráulicas de la Comisión Nacional del Agua, los proyectos de construcción y mantenimiento de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes y el espacio cultural de Los Pinos se consideran parte de los proyectos prioritarios que, con las otras cuatro obras emblema, suman un total de 222 mil 668 millones de pesos, destacó el CIEP en un reporte.

“La priorización del gasto es importante para la culminación de las obras; sin embargo, se requiere dar continuidad a todos los proyectos de inversión para garantizar el crecimiento del PIB y la desigualdad social”, dijo.

PEF asegura transición ordenada, afirma Segob

El proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2024 enviado a la Cámara de Diputados la semana pasada, garantiza una transición ordenada con una propuesta prudente ante el cambio en la Presidencia de la República el próximo año, afirmó la secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde Luján.

Cuestionada sobre la posibilidad de que el endeudamiento para el próximo año sea grave, y esto represente una “bomba de tiempo” para quien gane los comicios presidenciales, la encargada de la política interior del país desestimó esa situación.

“Hacia allá está orientado el presupuesto, es un Paquete Económico que garantiza una transición ordenada, es una propuesta prudente, enfocada en consolidar el estado de bienestar”, sostuvo al encabezar la conferencia de prensa mañanera en sustitución del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Alcalde recordó que dicho paquete económico está orientado a contar con los recursos necesarios para concluir las obras a las que se comprometió como el Tren Maya, Tren Transístmico, infraestructura hídrica, fortalecimiento de salud y los programas sociales como las pensiones de los adultos mayores.

Dijo que se trata de un Paquete Económico que está orientado a contar con los recursos necesarios para concluir las obras, a partir de un ejercicio honrado, eficiente, sin privilegios.

“El compromiso del presidente es que no nos queden obras inconclusas, conocemos muy bien lo que sucedió en el pasado entre que se cortaban listones para inaugurar hospitales vacíos, elefantes blancos, o proyectos que no eran concluidos”, expuso.

La titular de Segob comprometió al secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O. para que acuda a la mañanera a hablar sobre los montos presentados en el PEF 2024, el cual, insistió, tiene un sentido social.

Consideró que es posible que a través de la inversión, como lo es la de infraestructura en el sureste, se detonará un atractivo para que diversas industrias se acerquen a esa región del país que fue excluida y abandonada en los gobiernos neoliberales.

Puntualizó que en estos cinco años del gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador se ha actuado con mucha responsabilidad en el manejo del gasto público, y “así seguirá siendo” hasta finalizar en 2024.