Miércoles 23.09.2020 - 17:38

El gran acompañante para PyMEs

Automóvil, el activo esencial para los pequeños negocios

Desde pastelerías hasta tintorerías los pequeños carros de carga son opción; un vehículo utilitario es aquel que permite realizar de manera más eficiente las labores de las empresas

autos
Imagen ilustrativa.Foto de archivo.
Por:

Muchas empresas entre pequeñas y medianas sobrevivieron al confinamiento que causó la pandemia de Covid-19 gracias a que se modernizaron o implementaron nuevos servicios, como la entrega a domicilio con ventas a través de canales digitales.

De hecho, cifras de la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO) refiere que uno de los segmentos que más creció con la crisis sanitaria fue la entrega de comida, principalmente, a domicilio, lo cual permite a las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) entrar a competir con otras grandes firmas.

Para ello, siempre es importante contar con un vehículo que permita hacer crecer tu negocio. Desde un pequeño restaurante hasta una cafetería o panadería, el plus que da contar con una unidad de éstas permitirá que el emprendedor llegue a zonas donde no todos alcanzan, y que no se vea comprometida la rentabilidad del empresario.

Gráfico

Sin embargo, en cualquier tipo de negocios se debe tener un automóvil utilitario, este activo lo definen algunos expertos como aquel que permite realizar de manera más efectiva, eficiente y económica las labores inherentes en una empresa; es decir, hacerlo más rápido de manera concreta y sin contratiempos y que permita que el empresario tenga una buena rentabilidad.

Por ejemplo, algo que se debe considerar en estos vehículos es la capacidad, lo que más recomiendan en el mercado es que las unidades cuenten con 3.5 toneladas para movilizar, en el caso de una pastelería, muchas unidades a la vez sin que termine siendo una odisea el manejarla por la gran ciudad, o en lugares con calles muy pequeñas.

En el mercado automotor existen algunas opciones que se pueden ajustar a las necesidades de cada negocio; algunos cuentan con cajas amplias en unidades no muy grandes, otros cuentan con cajas adaptadas para ser cuidadosos con materiales a transportar; y unos más dan amenidades para uso rudo, dando opciones a aquellas empresas dedicadas a trabajos duros como grúas.

Para negocios como una cadena de pequeñas papelerías o ferreterías también se recomiendan este tipo de automóviles, pues se necesita un espacio amplio para movilizar cualquier producto, sin costos elevados de maniobra, como sería con cualquier otro medio de logística.

Gráfico

De hecho en este giro lo esencial es hacer más con menos; o sea, se deben movilizar grandes volúmenes de productos, sin gastar tanta gasolina, para que así el empleador logre observar una ganancia.

Ahora bien, si el negocio es un restaurante, una pequeña camioneta con esta capacidad es la opción. Y es que, aunque hay una competencia natural con las aplicaciones móviles de entregas, el volumen que una PyME puede movilizar en menor tiempo le dará un punto a favor.

Para este giro hay un ejemplo claro, el empresario necesita un mayor espacio para poder maniobrar, llegar a lugares más retirados de su local y ofrecer la misma calidad como si estuviera ofreciendo el servicio desde su restaurante.

En el caso de las tintorerías, estos negocios buscan coches con características de amplitud que permitan operar prendas recién planchadas sin dañarlas en el lapso de transportación, para estos negocios, sin duda vehículos grandes son la opción.

Estos ejemplos son sólo algunos que consideramos que un vehículo de carga puede ayudar, con la finalidad de que las PyMEs mexicanas se desarrollen e impulsen a la economía de mejor manera.