Banxico advierte que finanzas públicas débiles afectan al peso

Banxico advierte que finanzas públicas débiles afectan al peso
Por:

La junta de gobierno de Banco de México (Banxico) coincidió en que la depreciación de la moneda mexicana se debió a la percepción de un debilitamiento en las finanzas públicas nacionales.

De acuerdo con el instituto central, de junio a septiembre, el peso perdió 5.1 por ciento de su valor ante el dólar.

La mayoría sostuvo que el peso presentó uno de los comportamientos menos favorables entre las divisas de economías emergentes, destacó que este desempeño ha sido resultado tanto de factores internos, como externos.

Por un lado, explica la minuta del Banxico, se debió a la incertidumbre acerca de los resultados del proceso electoral de Estados Unidos, así como por los efectos que ello podría tener sobre el desempeño económico de nuestro país.

A lo anterior se sumó la percepción de un menor estímulo monetario por parte de la Reserva Federal, el uso de la divisa nacional como vehículo de cobertura de posiciones en otros activos, las preocupaciones respecto al deterioro de la situación de las finanzas públicas del país.

“Este último factor motivó un cambio en la perspectiva crediticia de la deuda soberana mexicana de estable a negativa por parte de la agencia calificadora Standard & Poor‘s”, recordó la junta de gobierno.

Uno de los integrantes, notó que se hacen persistentes y elevados requerimientos financieros del sector público y un acelerado crecimiento de la razón deuda pública al PIB en los últimos años.

Como factores internos adicionales, algunos integrantes destacaron que la ampliación del déficit en la cuenta corriente también ha incidido en el debilitamiento del peso, si bien en menor medida, y se añadió como factor adicional la falta de plena información sobre el plan de negocios de Pemex.

En cuanto a los factores externos, todos los integrantes resaltaron la preocupación que se ha derivado del proceso electoral en Estados Unidos y sus posibles implicaciones para México, las cuales podrían ser particularmente importantes.

Un miembro de la junta de gobierno detalló que los resultados de este proceso podrían traducirse en un considerable choque adverso al crecimiento potencial de la economía mexicana.

Además, las presiones sobre la moneda mexicana, advirtieron los integrantes del Banxico, podría traducirse en un traspaso hacia la inflación, pues señalan que ya se ha presentado aumento de precios en las mercancías no alimentarias.

Por ello, consideraron que el Banco de México tiene que preservar su credibilidad, enviando un claro mensaje de que existe una institución dentro del Estado mexicano preocupada porque se preserve el poder adquisitivo de la moneda nacional, ante la apreciación del dólar.

Por lo anterior, es que la víspera el banco Central decidió aumentar en 50 puntos base la tasa de referencia, y con ello contrarrestar las presiones inflacionarias.