Les achaca falla que afectó a 10.3 millones

CFE alista golpe a renovables; las culpa del megaapagón

Bartlett asegura que el Cenace sacará de operación parte de generación de esta energía; admite que documento presentado es apócrifo

renovables
Limitan operación de las fuentes renovables.Foto: Especial
Por:
  • Ana Martínez

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) afirmó que tras el apagón del 28 de diciembre de 2020, que afectó a 10.3 millones de mexicanos, el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) se verá obligado a sacar de operación a las fuentes renovables para “asegurar la confiabilidad del Sistema Eléctrico Nacional (SEN)”.

La empresa productiva del Estado detalló que en el momento de la falla había una baja demanda, pero la proporción de generación intermitente eólica y fotovoltaica era alta, de 28 por ciento, “el mayor valor en la historia de CFE”, lo que pudo acarrear el apagón.

En un comunicado, la CFE indicó que este tipo de centrales eléctricas carece de la inercia mecánica y no tiene capacidad para apoyar en el restablecimiento del sistema a una condición estable.

“El sistema nacional no puede operar con exceso de generación intermitente y el Cenace está obligado por ley a limitar en cada nodo la capacidad máxima a generar, para asegurar la confiabilidad. Esto implica para generadores privados reducir su producción anual”, manifestó la CFE, que aunque es un participante más del sistema eléctrico, aseguró que el regulador (Cenace) sacará de operación a las fuentes renovables.

El 19 de noviembre se dio a conocer el acuerdo para garantizar la eficiencia, calidad, confiabilidad, continuidad y seguridad del Sistema Eléctrico Nacional, emitido por el Cenace, para ordenar la operación del sector privado por medio de las energías renovables; es decir, que limitaría la operación de las plantas de generación de energía renovable, frenando la entrada en operación de nuevas plantas.

Respecto a la propuesta que hizo el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de que el sector privado pueda invertir y mejorar la penetración de energías renovables en México y adaptar el Sistema Eléctrico, para incrementar el uso de energías intermitentes, la CFE rechazó la idea.

En conferencia, Manuel Bartlett, director de la empresa, refirió que el problema de saturación de las redes se debe a que con la reforma energética que aprobó la anterior administración se otorgaron permisos indiscriminadamente.

El funcionario dijo que la inversión privada debe pagar por el uso de las redes de transmisión, lo que permitió la reforma energética, la cual “se hizo para que la CFE desapareciera, que fuera el instrumento de subsidiar a los privados. Hay que rescatarla de esa maraña de temas, como la proliferación de permisos por todos lados”.

Por otro lado, la CFE reconoció que el documento de Protección Civil de Tamaulipas que presentó como prueba del incendio que provocó el apagón sí es falso, aunque aseguró que el incidente sí sucedió, por lo cual levantó un acta de hechos.

“El hecho que es fundamental es que no tiene nada que ver el documento falso que sea, con el evento que sí ocurrió. Todas las pruebas demuestran que sí ocurrió ese fenómeno y sus secuelas. Protección Civil (estatal) no tiene facultades para ir más allá de estar atento a si hubo un daño, pero el evento es el producto del incendio y lo hemos demostrado técnicamente”, recalcó el director general.