Crecen creditos personales… pero mas caros

Crecen créditos  personales…  pero más caros
Por:

Foto Especial

El crédito personal se ha convertido en una fuente alternativa de financiamiento para las familias ante las restricciones por el uso excesivo de la tarjeta de crédito, pese a que es más caro, explicó Luis Fabre, vicepresidente técnico de la Condusef.

Y es que, de acuerdo con información de Condusef, la tasa de interés implícita anualizada del crédito personal al cierre del 2011 alcanzó 32.2 por ciento; mientras que en las tarjetas de crédito llega a 27.2 por ciento.

“La opción del crédito personal como medio de financiamiento de las familias es evidente. Es un producto que los bancos han facilitado como opción al freno vía tarjeta, aprovechando las cuentas de nómina”, expresó.

La excepción se dio a finales del 2008 y principios del 2009, cuando se presentó el mayor deterioro de la cartera de tarjeta de crédito.

Destacó que a pesar de estar garantizado el crédito personal con los ingresos mensuales, la movilidad de cuentas implica un riesgo de cobro para los bancos.

Asimismo, su costo refleja la percepción de riesgo y las probabilidades de incumplimiento en acreditados de la cartera vigente.

La Condusef informó que el mayor deterioro de calidad de la cartera del crédito personal se observa en marzo del 2009 con 7 mil millones de pesos; mientras que ahora esta cantodad alcanza los 4 mil millones de pesos.

Según cifras de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), en la estructura del crédito bancario al consumo, 51.1 por ciento corresponde a tarjetas de crédito, mientras que 30.6 por ciento ya es de los créditos personales, cuyo saldo suma 126 mil millones de pesos.

Fabre Pruneda resaltó que mientras la economía creció a un ritmo de 2 por ciento promedio anual en los últimos 5 años, el crédito personal lo hizo a tasas de 8 por ciento; y su evolución ha seguido la tendencia del crecimiento económico.

“Desde el 2006 su participación se ha elevado en 40 por ciento, siendo el rubro más dinámico dentro del consumo total”, detalló.

De este modo, mientras que hace 5 años el crédito personal era una tercera parte del crédito en tarjeta; ahora representa 61 por ciento.

Refirió que previo a la crisis el crédito de tarjeta de crédito llegó a representar 65 por ciento el crédito al consumo y desde entonces ha perdido 16 puntos porcentuales.