Pide Coparmex a AMLO dejar avaricia y apoyar con salario solidario

Plantea Coparmex crear nuevo Pacto Fiscal para mejorar el reparto de gasto
Por:
  • la_razon_online

El Gobierno de México no ha aplicado medidas eficaces para proteger a los generadores de empleo formal, los principales contribuyentes de impuestos y de la seguridad social. Es necesario que las autoridades dejen la avaricia y las ortodoxias a ultranza y apoye a los trabajadores con un Salario Solidario, manifestó la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

“Pedimos al Gobierno Federal que deje la avaricia y las ortodoxias a ultranza, para otro momento. Es momento que el Presidente de la República confirme que lo es de todos los mexicanos, que use los ahorros propios o contrate un financiamiento a largo plazo –como se ha realizado en otros países como Alemania- para entregar a 20 millones de personas el salario solidario”, señaló el organismo.

A través de un comunicado, la Coparmex puntualizó que ante una contingencia sanitaria no es momento para atesorar recursos o invertirlos en obras sexenales; sino para actuar con en favor de los trabajadores del país “rompiendo la alcancía del Gobierno federal para evitar más desempleo”.

Sostuvo que ante el escenario actual, de debacle financiera para los generadores de empleos, resulta urgente que el Gobierno Federal cumpla con su misión de proteger el ingreso de las familias mexicanas, a través de la aplicación del Salario Solidario propuesto por Coparmex, que en el mundo se conoce como salario emergente.

“Se compone por una contribución solidaria del Gobierno, que complementa la aportación primordial del patrón, y en los rangos medios y altos, de una contribución pasiva por parte del trabajador, de tal manera que la empresa no pierda su liquidez y pueda mantener su plantilla laboral completa. Representa sólo 1.2 por ciento del PIB, es decir 0.4 por ciento por cada período mensual”, señaló el organismo patronal liderado por Gustavo de Hoyos.

Añadió que es momento de que el Presidente confirme lo que es de todos los mexicanos, es decir, que use los ahorros propios o contrate un financiamiento a largo plazo –como se ha realizado en otros países como Alemania- para entregar a 20 millones de personas el Salario Solidario.

Destacó que implementar esta medida es justa, pues por sí solos los trabajadores y los patrones aportan cerca de siete por ciento del PIB por concepto de ISR, ante lo cual resulta razonable que el Gobierno Federal deje de acumular recursos que aportan quienes participan en la economía formal, y los destine a una media de gran relevancia en la preservación del empleo y del ingresos de las familias.

“El Ejecutivo federal dijo que la quiebra de las empresas es cosa de cada empresario. Pero salvar el empleo de millones de Mexicanos si es un asunto del Jefe de Estado y de Gobierno. Esperamos poder reconocer en el Presidente de la República, una renovada capacidad para la rectificación.

Que abandone la indiferencia ante la quiebra de las empresas y abandere la cruzada por la defensa del empleo”, concluyó.

JVR