Miércoles 8.07.2020 - 02:24

Rascacielos de reforma superan rentabilidad de Santa Fe

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Infografía Daniel Martínez y Alfredo Peralta

A pesar de que la renta por metro cuadrado en Paseo de la Reforma ronda los 40 dólares, más cara que cualquier zona del Distrito Federal, empresarios la prefieren porque cuenta con toda la infraestructura básica que otras zonas como Santa Fe no tienen, lo cual provoca una derrama anual de alrededor 120 millones de dólares por concepto de renta, revelaron analistas inmobiliarios.

El director operativo de la firma de análisis inmobiliario, Coldwell & Banker, Marco Otero, explicó que la renta de oficinas y espacios a nivel metropolitano es por 580 millones de dólares anuales. Refirió que la capital cuenta con 10 corredores inmobiliarios, y que tan sólo en Reforma están en proyecto 99 mil metros cuadrados más, que podrían iniciar su construcción a partir de los próximos tres años.

Otero afirmó que los principales arrendadores son empresarios del sector financiero, energético y de telecomunicaciones, los cuales ocuparán gran parte de los 320 mil metros cuadrados de oficinas que se instalarán este año y que se sumarán al millón 760 mil metros cuadrados que están en construcción a nivel metropolitano.

El miembro de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), Fernando González, aseguró que Paseo de la Reforma les ofrece todas las facilidades a los inversionistas, como edificios con certificación LEED, es decir, con tecnología de punta, sustentables, presurizados, y con normas contra incendios y sismos, aunado a que son edificaciones tipo A, que incluyen elevadores de alta velocidad, aislantes de sonido, cristales con sensores de luz, entre otros atributos.

De acuerdo con el gerente de Mercado de Colliers, Flavio Gómez, los ocho inmuebles que están en construcción en Paseo de la Reforma incrementarán el inventario en 1.1 millones de metros cuadrados, que se sumarán a los 23 inmuebles que se entregaron en 2014 y representan una superficie de 420 mil metros cuadrados adicionales.

El directivo de Colliers explicó que el mercado industrial en el Distrito Federal ha demandado una gran cantidad de espacio en los últimos años, lo cual ha mantenido bajas las tasas de disponibilidad, cercanas al 11 por ciento, y lo que demuestra una “buena sinergia” con el sector edificador.

Según AMPI, otra de las ventajas que ofrece el corredor de Paseo de la Reforma a los inversionistas es la “vista estética”, pues es la zona de la capital donde se permite la construcción de 55 a 60 pisos, por lo que algunos proyectos inmobiliarios que fueron construidos hace tres años, o menos, “ya se encuentran en etapa de maduración”, que se refleja en una mejor proyección de los espacios en el mercado.

A nivel metropolitano, el especialiasta de Coldwell & Banker manifiesta que en la actualidad se construyen alrededor de 75 edificios en los 10 corredores de la capital, que se entregarán entre 2018 y 2019, mientras que hay 52 en proyecto, 17 de ellos están diseñados para ubicarse en la avenida Insurgentes. Apuntó que gran parte del boom inmobiliario se debe a las adquisiciones y construcción de edificios que llevan a cabo los Fideicomisos de Inversión y Bienes Raíces (Fibras).

Ver gráfico