Influye la inercia y la falta de estímulos, afirma Banco Base

Prevén recuperación a nivel prepandemia… hasta 2025

Este año México registrará un crecimiento entre 2.8 y 3.8% por “efecto rebote”; mejoría del PIB per cápita, hasta 2036; recuperación será más larga y dolorosa, anticipa la institución

Dinero
Es posible que la recuperación de la actividad económica de México será en forma de "W".Foto de archivo.
Por:

La recuperación económica de México será la más larga y dolorosa en su historia, tras el desplome de 8.5 por ciento en 2020 causado por el COVID-19, debido a la inercia negativa que ya traía la actividad y la falta de estímulos fiscales para enfrentar la pandemia, anticipó Banco Base.

La directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base, Gabriela Siller Pagaza, estimó que el escenario central de la institución para la economía de México es que registrará un efecto rebote entre 2.8 y 3.8 por ciento este año, apoyado sobre todo por las exportaciones a Estados Unidos, luego de haber registrado su peor recesión en casi 90 años.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco BaseCaptura de video

Consideró que es posible que la recuperación de la actividad económica de México será en forma de “W”, y si es que en 2021 crece 3.8 por ciento y 1.5 por ciento en los años posteriores, retomaría el nivel previo a la pandemia hasta 2025.

En este escenario base, precisó, la recuperación del PIB per cápita que se tenía antes de la crisis de COVID-19 se alcanzará hasta 2036, es decir, dentro de 16 años, si no se hace algo para estimular al mercado interno y a la economía en general, añadió en videoconferencia.

“El coronavirus para México ha provocado, junto con la inercia negativa y la falta de estímulos fiscales, el que se pueda tener la recuperación más larga y dolorosa en la historia de nuestro país”, agregó Siller en videoconferencia.

Siller Pagaza estimó que los factores de incertidumbre para México en 2021 son la iniciativa de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica del Ejecutivo, el discurso del Presidente contra los órganos autónomos del Estado, la reforma laboral para restringir las prácticas de outsourcing, la falta de colaboración entre México y Estados Unidos, sobre todo en temas como energía, lo que puede afectar al T-MEC.

Gráfico

No descartó la posibilidad de que este año haya recortes en la calificación soberana de México, pero sin perder el grado de inversión, aunque afirmó que el “dolor de cabeza” para las finanzas públicas seguirá siendo Pemex, debido a su alto endeudamiento.

“La austeridad es para lo que ha funcionado, no se espera que México pierda el grado de inversión, pero, por el otro lado, el gran costo de oportunidad ha sido la caída en el PIB de 2020, la pérdida de empleos y la recuperación lenta, esperada para este año”, subrayó.

En materia de empleo, refirió que en 2020 se perdieron 647 mil 710 puestos de trabajo formales y estimó que este año se estima se puedan recuperar aproximadamente 350 mil, aunque advirtió que se corre el riesgo de un desempleo estructural o recuperación en “L”, lo que podría provocar impactos sociales, como más informalidad e inseguridad y que baje la escolaridad promedio de los mexicanos.

La directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base anticipó presiones inflacionarias por parte del precio de las gasolinas y el incremento del precio de los granos, por lo cual la tasa se ubicará alrededor de 4 por ciento de marzo a junio, aunque cerrará el año en 3.74 por ciento.