La inminente llegada del coronavirus

 BAJO SOSPECHA

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

El coronavirus Covid-19 ha roto la última frontera y llegó a América Latina. Las autoridades sanitarias de Brasil confirmaron el primer brote de esta enfermedad.

Sin duda va a llegar a México. ¿Estamos preparados en nuestro país, con las complicaciones que ya de por sí tiene nuestro sistema de salud?

El epidemiólogo de la Universidad de Harvard Marc Lipsitch predice que el coronavirus “finalmente no será contenible”, y dentro de un año infectará, en algún lugar, entre 40 y 70 por ciento de la humanidad.

También asegura que los efectos de la enfermedad no serán tan graves como se cree, y aunque se dé positivo en el resultado de la prueba, los síntomas de la enfermedad sólo serán catastróficos para personas con estados de salud vulnerables. En México tenemos más de 13 millones de adultos mayores y muchos de ellos tienen una salud precaria. Sin contar otros grupos, muchos de nuestros adultos mayores estarán en riesgo si se contagian de coronavirus.

El mismo epidemiólogo de Harvard está convencido de que el virus no se podrá detener, como en su momento se contuvo el SARS, el MERS y la gripe aviar, porque el Covid-19 no presenta síntomas tan agudos. Tarda 14 días en mostrar cualquier síntoma. Imagínese usted a cuántos lugares, y con cuántas personas ha estado en los últimos 14 días.

También lo ha advertido Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuando prendió los focos de alerta esta semana y le pidió al mundo a que se prepare para una “eventual pandemia” del nuevo coronavirus.

“Tenemos que concentrarnos en frenar (la epidemia) al mismo tiempo que hacemos todo lo posible para prepararnos a una eventual pandemia”, declaró en Ginebra, y manifestó su “honda preocupación” por el súbito incremento de casos en Italia, Irán y Corea del Sur.

Aparte de los contagios masivos que se han visto en Asía, ahora ya hay un problema gravísimo en Italia, que es el país de Europa que ha registrado el mayor brote, y sus vecinos, entre ellos Francia, Suiza y Austria están en alerta máxima.

Con el arranque de la semana, se informó que las autoridades italianas han blindado cinco regiones del norte de la península, para intentar frenar la propagación del coronavirus tras el deceso de 11 personas, repartidas en Lombardía, Véneto, Piamonte, Emilia Romaña y Lacio. Estamos hablando de la parte más próspera y con mayores ingresos de Italia.

Se sabe que el primer caso fatal de un italiano se dio en una localidad cercana a Padua, en la región del Véneto, cuya capital es Venecia, aunque la forma de llegada del coronavirus al territorio no está clara.

La expansión ha llevado a que el gobierno tomara severas medidas, como suspender las clases en todos los niveles educativos en el norte; la prohibición de la entrada o la salida de las zonas de los focos de contagio o la suspensión de las actividades laborales y manifestaciones.

Uno de los casos más singulares se dio cuando 60 pasajeros provenientes de Lombardía y Véneto, que viajaban en un avión de la compañía italiana Alitalia, procedente de Roma, no pudieron desembarcar el lunes en la isla Mauricio, en el océano Índico, y fueron repatriadas, según informó la aerolínea.

El cierre de las regiones, que son consideradas el motor de la economía, afectó también la bolsa de valores de Milán, que registró una caída de 4.44 por ciento hasta el mediodía del lunes.

Milán, habitualmente abarrotada durante las horas pico, se ha visto medio vacía, y los pasajeros que tomaban los transportes públicos llevaban casi todos mascarillas de protección.

El cierre de lugares simbólicos, como El Duomo, la célebre catedral gótica, y el templo de la ópera La Scala, también ocasionó pánico escénico.

La cancelación del Carnaval de Venecia ha generado también una serie de preocupaciones en Europa por la notable circulación de personas de todas las nacionalidades para ese evento.

Incluso el futbol, uno de los pasatiempos favoritos y pasión de los italianos, se vio afectado luego de que el fin de semana se cancelaran cuatro partidos.

Corea del Sur (foto) es uno de los países donde el brote del nuevo virus se ha expandido de forma alarmante: sólo ayer sumó 169 casos nuevos, para llegar a mil 147 infectados, por lo que extendió las medidas de sanidad.

La Federación Italiana de Futbol informó en un comunicado oficial que el consejo de ministros había decidido aplazar todos los eventos futbolísticos en las regiones de Lombardía y Véneto, por lo que no se jugaron los duelos: Torino-Parma; Inter-Sampdoria; Atalanta-Sassuolo y Verona-Cagliari.

Vivimos en un mundo global. Hay casos ya en países que tienen mucho contacto con el nuestro: Italia, España y Alaska entre otros, y los viajes continúan.

Desde el pasado 30 de enero, la Secretaría de Salud ofreció una conferencia de prensa para informar sobre cómo se prepararía nuestro país para una inminente llegada del coronavirus.

El doctor José Luis Alomía, director de Epidemiología de la Secretaría de Salud y vocero del Gobierno de México para el Coronavirus al lado del doctor Ruy López Ridaura, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades, señalaron que nuestro país y las instituciones de salud están preparadas para reaccionar de inmediato en caso de que la enfermedad llegue.

“No se debe llevar a cabo ningún tipo de acción. No hay restricción de viajes: las personas pueden salir y entrar al país. No representan una transmisión autóctona. No hay medidas de restricción al tránsito de personas ni en la frontera norte ni en la frontera sur”, explicó Alomía.

Se señaló que México se ha apegado a la declaratoria de emergencia de salud pública de la OMS y acató las siguientes recomendaciones: Reforzar actividades de vigilancia epidemiológica; diagnóstico temprano (compartir tecnología con países de la región); aislamiento en los manejos de casos; seguimiento de contactos (desde que el caso es sospechoso); actividades de prevención y promoción de la salud y contribuir a la respuesta internacional (informe técnico diario).

Alomía Zegarra señaló que a nivel nacional existen dos mil 187 camas de atención crítica en unidades de cuidados intensivos y tres mil 111 ventiladores que están listos en caso de ser requeridos.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud y Prevención de la Secretaría de Salud, también expresó en días pasados que “el país está preparado para emergencias en salud”.

Aseveró que en México también existen distintas instituciones académicas que tienen capacidades para estudiar el virus en caso de ser necesario, y “es por eso que desde el inicio nos hemos allegado de comunidad científica”.

Explicó que están asesorándose con la Asociación Mexicana de Infectología y Microbiología para saber más sobre el virus y, en caso de ser necesario, tomar acciones al respecto.

Esperemos que en verdad nuestras autoridades de salud estén preparadas,  porque hasta ahora no hay vacuna, y el virus resiste los antivirales que existen.

La inminente llegada del coronavirus no se puede tomar a la ligera. 

jmg

Bibiana Belsasso
Latest posts by Bibiana Belsasso (see all)

Compartir