Las víctimas del confinamiento

WhatsApp-Video-2020-01-20-at-21.50.46-1
Por:
  • bibiana_belsasso

Desde que se incrementaron los casos de Covid-19 en México e inició el programa  “Quédate en casa”, para poder controlar el número de contagios, la violencia intrafamiliar, el abuso sexual y los embarazos no deseados han aumentado de forma exponencial.

En estos días se han registrado al menos 115 mil 614 llamadas de emergencia por incidentes como abuso sexual, acoso sexual, violación, violencia de pareja y violencia familiar.

Cada día, tres mil 729 mujeres piden auxilio por una situación de violencia de género; cada hora 155 mujeres son violentadas en el país, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Ésas son las llamadas, pero hay miles de mujeres que no pueden llamar, o bien, el miedo y las amenazas les impiden denunciar.

Las denuncias registradas desde todos los estados de la república son 28 por ciento superiores a las reportadas en enero pasado, y 22 por ciento más que las de febrero.

Los datos, más que sorprender, lastiman.

En el rubro de violencia contra la mujer, marzo registró 26 mil 171 incidentes, la mayor cifra para un mes desde enero de 2015.

Por abuso sexual fueron 545 llamadas, 41 por ciento más que las reportadas en enero. En cuanto al acoso sexual sumaron mil 17 casos, la mayor cifra para un mes en cinco años.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), habrá un aumento de violencia machista, matrimonios juveniles y dificultad para acceder a servicios médicos durante la pandemia.

Según cálculos del Fondo de Población de Naciones Unidas, en estos meses de confinamiento será más difícil acceder a los servicios de salud y, como consecuencia, puede llega a haber hasta siete millones de embarazos no deseados en países de bajos y medios ingresos por la falta de planeación familiar.

De por sí, México ya ocupa el primer lugar a nivel mundial por embarazos adolescentes: de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), un millón de niñas menores de 15 años dan a luz al año en nuestro país y se reportan 77 nacimientos por cada mil jóvenes de entre 15 y 19 años. Muchos son producto de abusos sexuales. Y estas cifras aumentan por el confinamiento.

Detener la violencia

[caption id="attachment_1151856" align="alignnone" width="696"] La red nacional de refugios lanzó en marzo pasado dos campañas en redes sociales con los hashtags #NoEstásSola y #AislamientoSinViolencia, además de las líneas telefónicas 56749695, para la zona metropolitana, y 8008224460, para el resto del país, para atender estos casos. Foto: Especial[/caption]

La violencia familiar también ha registrado un aumento constante durante la cuarentena: en enero se registraron 52 mil 498 llamadas, en febrero subieron a 52 mil 858 y en marzo se dispararon a 64 mil 858. El total de llamadas, 170 mil 214, representa un promedio de mil 891 cada día.

Por violación, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública consignó 395 peticiones de auxilio al 911, alcanzando 987 en el primer trimestre del año.

Pero no sólo en México: mujeres mexicanas que viven fuera del país también han solicitado auxilio. En Texas, en medio de las medidas de confinamiento, la violencia intrafamiliar aumentó 130 por ciento en la comunidad mexicana en esa ciudad.

Ésta es la realidad que se vive en miles de familias mexicanas; mientras tanto, las autoridades y organizaciones tratan de implementar programas para identificar y atender los fenómenos causantes de la violencia familiar y de género; como si los años de violencia en nuestro país hubieran pasado en vano.

Por lo pronto, el Instituto Nacional de las Mujeres y el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública elaboran una guía de acción para asesorar a las autoridades en 162 municipios.

La “Guía para la construcción de diagnósticos sobre la violencia familiar y de género” busca identificar la fenomenología de la violencia, así como crear programas y áreas enfocados a su prevención y atención, con la que se brindará acompañamiento y asesoría a los municipios y alcaldías beneficiarias del Subsidio para el Fortalecimiento del Desempeño en Materia de Seguridad Pública.

La guía será la base para la creación de las Redes de Mujeres Constructoras de Paz.

Para la ONU, la pandemia se ha convertido en una “crisis de derechos humanos”; y es que no sólo es la violencia la que está llamando la atención entre las autoridades; se está presentando otro fenómeno que también merece poner toda la atención por las repercusiones a futuro y es la cantidad de embarazos no deseados, muchos en menores de edad.

Por lo pronto hay otra noticia: la ONU apunta que debido a la crisis por el Covid-19 se pueden retrasar los programas contra la mutilación genital femenina, una práctica que ya tendría que estar erradicada.