Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

Emma, la cómplice de El Chapo

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
Bibiana Belsasso
Por:

Emma Coronel Aispuro, esposa de Joaquín Guzmán Loera, fue detenida el lunes en Estados Unidos por cargos relacionados con su presunta participación en el tráfico internacional de drogas, anunció el Departamento de Justicia de ese país.

Se le acusa de participar, junto con los hijos mayores de Guzmán Loera, en la distribución de cocaína, heroína, marihuana y metanfetaminas en la Unión Americana.

Coronel Aispuro, de 31 años, fue arrestada en el Aeropuerto Internacional Dulles, en Virginia, acusada de conspiración para distribuir un kilo o más de heroína, cinco kilogramos o más de cocaína, mil kilogramos o más de marihuana y 500 gramos o más de metanfetaminas por importación ilegal al país, según un comunicado del Departamento de Justicia.

Se ha dicho que su aparición inicial, en su primera audiencia, será el martes en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Washington, D.C., a través de una videoconferencia.

Los fiscales estadounidenses señalan a Coronel Aispuro de conspirar con otros para ayudar a su esposo cuando éste escapó de la cárcel de alta seguridad de Almoloya de Juárez, en julio de 2015.

Las autoridades mexicanas no involucraron a Emma Coronel, mamá de las gemelas de El Chapo, cuando el narcotraficante fue detenido en Mazatlán, Sinaloa, y se encontraba en un departamento con su esposa y las dos chiquitas.

Pero su vida fue siempre una historia de estar a salto de mata con su marido. El día de su boda, Guzmán hizo una gran fiesta para celebrar su matrimonio con Emma Coronel, quien era una jovencita, reina de belleza. Terminada la boda llegaron las autoridades mexicanas. Como era costumbre de El Chapo, lograron escapar.

Durante años, Coronel se movió junto a su esposo entre docenas de ranchos ubicados en la Sierra Madre Occidental, un lugar de muy difícil acceso y que era custodiado por más de 300 hombres. Si se intentaba llegar en helicóptero, éste era fácilmente detectado y El Chapo huía.

Después de tantos años de vivir en la montaña, dicen que Guzmán Loera empezó a cambiar sus hábitos. Se sentía confiado de que no lo atraparían. Su mujer, Emma Coronel, no estaba acostumbrada a la vida de montaña. Dicen que cada día le exigía más estar con las gemelitas que habían tenido. Por otra parte, a El Chapo le gustaba comer bien y vivir bien. Y después de haber escapado del Altiplano, se empezó a confiar.

Fue cuando las autoridades lo cercaron y lo detuvieron en Mazatlán, Sinaloa.

Los agentes que estuvieron presentes cuentan que le dijeron a El Chapo que podía hacer una llamada. Le habló a Emma Coronel, a quien él le prometía que estarían bien y que cuidara a las niñas.

Pasó el tiempo, Guzmán Loera fue extraditado a Estados Unidos y presentado ante la corte de Nueva York.

Ahí a las audiencias no faltó Emma Coronel. En alguna ocasión, El Chapo le pidió al juez que le permitiera dar un beso a su esposa, lo cual se le negó.

En una audiencia, Emma le llevó un saco a su marido para que estuvieran vestidos iguales, en color vino. Ella siempre fiel y firme junto a su esposo.

Pero siempre se manejó que ella estaba alejada del negocio familiar.

Cuando Guzmán Loera fue declarado culpable después de un juicio con jurado en 2019 y sentenciado a cadena perpetua más de 30 años en una prisión federal, ella empezó a hacer su vida. Dio un par de entrevistas en las que siempre habló del papá de sus hijas como un hombre amoroso.

En la mira

La exreina de belleza a su salida de la Corte Federal en Nueva York, en febrero de 2019, durante el juicio a su esposo Joaquín Guzmán Loera. Ayer, Coronel Aispuro fue detenida en Estados Unidos acusada de cargos para traficar drogas a ese país.Foto: AP

Después se convirtió en asidua a las redes sociales en donde sacaba fotos de lujosas fiestas para sus hijas.

También participó en el reality show Cartel Crew, transmitido por la cadena televisiva VH1. En ese entonces decía: “me considero una mujer normal”.

Pasó el tiempo y Emma Coronel buscaba tranquilidad para ella y sus hijas, y teniendo la doble nacionalidad se fue a vivir a Estados Unidos; ahí pensó que estaría más segura, pues los enemigos de su esposo no se meterían con ella.

Nunca imaginó que sería detenida años después por las autoridades estadounidenses.

En la investigación realizada por el agente especial del FBI, Eric S Mc Guire, se habla de la relación familiar de Emma Coronel con el Cártel de Sinaloa, pues su padre, Inés Coronel Barreras, fue socio de Guzmán Loera.

Las autoridades estadounidenses desde hace años hna involucrado a los cuatro hijos mayores de Guzmán Loera en el cártel.

El agente del FBI, en su escrito, asegura que Coronel Aispuro ha tenido conocimiento de la industria del narcotráfico desde que era adolescente, cuando se casó con Guzmán Loera.

La evidencia para la detención la basan en varias cartas escritas a mano por El Chapo Guzmán, en donde le pide a Emma que esté en acuerdo con sus hijos mayores, que contraten contadores, que le paguen a quienes trabajan para ellos y sus viudas, y que el dinero restante se reparta en dos partes, una para ella y la otra dividida entre los cuatro hijos mayores.

En la investigación del FBI se dice que Coronel, después de reunirse con El Chapo, se veía con los hijos para mandar mensajes. Y si bien esto ocurrió mientras él estaba en la cárcel del Altiplano en México, las autoridades estadounidenses aseguran que la conspiración era para enviar droga a su país.

Y fue mediante estas pláticas que los agentes aseguran que se planeó el escape de la cárcel de máxima seguridad en México.

En otras cartas, El Chapo dice que le pregunten a la mamá de las gemelas, en clara alusión a Emma.

En las conclusiones, el agente del FBI asegura que tiene información de que por lo menos desde el 2014 Emma Coronel conspiró para su esposo, y que se tiene certeza que el 19 de enero del 2017, Emma Coronel conspiró, con conocimiento pleno, para importar droga a Estados Unidos.

Siendo esposa del acusado no se puede hacer que declare en su contra, por eso ahora las autoridades estadounidenses acusan a Emma Coronel de formar ella misma parte de la organización criminal.

Mientras tanto, Jeffrey Lichtman y Mariel Colon, abogados de Guzmán Loera, están también representando a Coronel Aispuro.