Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

Feminicidas, asesinos y violadores seriales

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
Bibiana Belsasso
Por:
  • Bibiana Belsasso

Andrés, de 72 años, permanece en prisión preventiva en el penal de Barrientos, Estado de México, acusado de desmembrar a Reyna González Amador, de 34 años.

Ella se dedicaba a la venta de celulares y pactó una reunión de negocios con este hombre, quien vive en la colonia Lomas de San Miguel, Atizapán de Zaragoza, pero tras varias horas de no saber de su paradero, la pareja sentimental de Reyna denunció su desaparición el viernes 14 de mayo.

Un día después, la policía municipal obtuvo una orden de cateo y acudió a la casa del sospechoso. Las autoridades descubrieron que Reyna fue apuñalada.

En estos momentos, las autoridades verifican si Andrés está relacionado con los asesinatos o desapariciones de otras mujeres, pues en el sótano de la casa había restos de tejido y óseos de otras mujeres, varias identificaciones, prendas de vestir femeninas, una libreta con el nombre de 29 mujeres, casetes de video, maquillaje, así como dos cuchillos, dos machetes y una segueta.

La escena del crimen apunta a que por años un feminicida serial acechó a decenas de mujeres, pero las indagatorias apenas comienzan, incluso se reveló que fue expresidente del Consejo de Participación de Atizapán, que tenía una carnicería y que realizaba apoyo comunitario.

Otro caso, en la Ciudad de México, en el que la policía que maneja Omar García Harfush busca a un violador serial, que en esta semana volvió a atacar.

Su más reciente víctima fue una joven de 19 años que regresaba de trabajar, en un parque de la colonia Fuentes del Pedregal, alcaldía Tlalpan.

Su modus operandi fue detectado debido a que la joven detalló que el domingo 16 de mayo, el sujeto se acercó con el pretexto de que lo seguía la policía y necesitaba su ayuda para escapar. Al tenerla cerca, la amenazó con un cuchillo, la abrazó y la llevó a un lugar oculto del parque para atacarla.

Las autoridades tienen detectado que el “violador serial” ataca comúnmente en inmediaciones de la alcaldía Miguel Hidalgo, aunque también ha agredido a mujeres en Álvaro Obregón, Benito Juárez, Magdalena Contreras, Cuauhtémoc, Cuajimalpa y ahora en Tlalpan.

Hasta el momento se tiene detectado que atacó a 20 mujeres desde agosto de 2020, cuando comenzaron a presentarse las denuncias y su retrato hablado comenzó a circular.

Peritos de la Fiscalía General de Justicia mexiquense, con apoyo de las policías estatal y municipal, continuaron ayer la búsqueda de evidencias en la vivienda del feminicida de Atizapán, Andrés "N", en la colonia Lomas de San Miguel.Foto: Cuartoscuro

En septiembre del año pasado, un sospechoso con sus características, de 33 años, fue detenido tras la denuncia de una mujer. El ataque sucedió en la calle Milla de Ghandi, colonia Bosques de Chapultepec, en la alcaldía Miguel Hidalgo. Sin embargo, fue liberado debido a que no se encontraron elementos suficientes para inculparlo.

Los casos parecen aislados, pero la realidad es que este tipo de crímenes comienzan a revelarse cada vez con mayor frecuencia. Apenas en febrero de este año, otro feminicida serial recibió prisión vitalicia.

Se trata de Juan Carlos “N”, de 38 años, y su pareja, Patricia “N”, de 44 años, quienes fueron conocidos como los monstruos de Ecatepec. Vivían con sus cuatro hijos pequeños y en octubre de 2019 fueron detenidos, acusados de torturar y asesinar a casi una veintena de mujeres durante siete años.

Ambos relataron a las autoridades estatales los brutales actos que cometían contra sus víctimas. Dentro de su hogar, y en otros predios del municipio, fueron hallados restos de cadáveres de mujeres, la mayoría jóvenes.

Sobre el tema de los asesinos seriales, hace tiempo, cuando publicó su libro Mentes asesinas, platiqué con Feggy Ostrosky Solís.

La Dra. Ostrosky, como directora del laboratorio de Neuropsicología y Psicofisiología de la Facultad de Psicología de la UNAM, aplicó pruebas criminalísticas a los delincuentes más peligrosos del país, entre ellos a La Mataviejitas, asesina serial.

Muchos asesinos, me explicaba, tienen un común denominador: un trastorno de la personalidad llamado psicopatía. Ellos sienten satisfacción de hacerlo, es su trabajo, y entre más violento y más aterroricen a la sociedad mejor cumplen con su cometido. No tienen remordimiento alguno.

Las conductas violentas se presentan en diferentes niveles y van desde el abuso doméstico, hasta el crimen en las calles y el homicidio.

Le pregunté a la Dra. Ostrosky cómo diferenciar el cerebro de una persona normal y aquél de una persona criminal, y me explicaba que se puede registrar actividad eléctrica cerebral y que estructuralmente el cerebro trabaja con neurotransmisores, y cuando éstos no regulan correctamente las conductas, se dan estos comportamientos hiperviolentos.

La gran mayoría de los delincuentes en las cárceles presentan psicopatía. En México hay más de 900 mil personas psicópatas y representan de uno a tres por ciento de la sociedad.

Por lo general son personas muy inteligentes, extremadamente verbales y asertivas. Además, son seductoras, pero sobre todo, experimentan una falta de arrepentimiento total, ausencia de sentimientos.

Lo más grave en este tema. La ciencia distingue a los psicópatas como exitosos y no exitosos. Los no exitosos son los que están en la cárcel. Los exitosos pueden ser tu jefe, tu pareja o mucha de la gente con la que interactúas.

¿Cómo detectar si estamos involucrados con un psicópata, le pregunté a Feggy?

Ella explica que es muy difícil saberlo, ya que son muy hábiles en la parte afectiva y emocional.

Los picos de edad en que se desata este trastorno de la personalidad son entre los 18 y los 25 años. Y sí, estas personas son muy hábiles, por eso muchas veces las autoridades tardan años en detectar a un asesino serial.

Feggy me explicaba que la línea entre una persona que sufre trastornos de la personalidad y una persona normal es muy delgada.

Algo grave pasa en nuestra justicia y sociedad. Se necesitan políticas públicas en temas de salud mental y también en investigar estos casos de asesinos seriales de una forma más contundente.