Viernes 15.01.2021 - 14:00

Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

La herencia de Manzanero

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
Bibiana Belsasso
Por:

Una de las noticias que más dolieron en el fin de año fue la muerte de don Armando Manzanero, un hombre que deja un vacío enorme. Desde entonces han surgido especulaciones y rumores sobre la millonaria herencia del maestro Manzanero y las divisiones en la familia.

La realidad es que no existe herencia millonaria y tampoco hay rupturas en la familia. Ayer en la noche se reunieron Laura Villa, esposa del compositor, con los hijos del maestro, algunas tías y un trío para cantar y recordar a este gran compositor, junto a sus cenizas, como un deseo que don Armando tenía.

En una entrevista Muy Personal que hicimos con Manzanero y que publicamos hace un par de años en este espacio, justo le pregunté que cuál creía que sería una falsa percepción de él, y esto me contestó:

“Y la falsa percepción que podrían tener es que podía yo tener mucho dinero, porque he durado mucho, porque tengo mucho éxito. Lo que nunca se han puesto a pensar es que más tardo en ganarlo que en gastarlo, y eso me ha dado un gusto y una satisfacción enorme, gastarme todo.

“Yo quiero ir a un concierto, yo quiero ir a una obra de teatro, yo quiero oír música, yo quiero tomarme un trago, quiero comer. A pesar de que soy un diabético, de repente me salgo del carril y me tomo una copa de champagne y me gustan muchos guisados, soy un fanático de la comida en todo el mundo. Me enloquece viajar y lo más hermoso que un señor puede tener, es la compañía”, expresó.

La herencia del maestro Manzanero a su familia y a sus hijos, ha sido en vida y no solamente económica: dejó mucho amor y enseñanzas. Platicamos con Juan Pablo Manzanero, hijo de don Armando, y esto fue lo que nos contó.

Enseñanza de amor

Juan Pablo Manzanero junto a su padre, Armando Manzanero, quien falleció el pasado 28 de diciembre, en una imagen de junio de 2017.Foto: Especial

Juan Pablo Manzanero (JPM): Nos enseñó mi padre que nosotros siempre estamos conectados, la cultura maya es una cultura muy hermosa, porque cuando la gente trascendía, el cuerpo simplemente duerme, entonces a la gente que se estaba, valga la reflexión, muriendo, les decían simplemente “duerme”, entonces mi padre simplemente durmió y su alma trascendió y él está con nosotros, lo honramos, lo amamos, aprendimos algo muy bonito de él, a amar, a respetar, a gozar y, sobre todo, a trabajar cada día de una vida como si fuera el primero y el último día de una vida.

BB: Se habla de un testamento, pero tu padre, si bien entiendo, heredó en vida a todos sus hijos, y como él mismo me dijo, él se gastó todo su dinero viviendo, viajando, apoyando a sus seres queridos en vida.

JPM: Y así como tú lo dices es lo que fue, manteniendo tantas mujeres, tantas novias y, sobre todo, con todo respeto a su última esposa, tuvo antes de su esposa Laura, que es un amor, tuvo muchas relaciones, incluso mi mamá, tenía demasiadas responsabilidades, porque él siempre fue un caballero, en dejar a todas las personas tranquilas, y ése es el ejemplo que nosotros nos quedamos, en que las personas tienen que estar en vida bien, mi padre ayudó a mucha gente.

BB: ¿Cómo es la relación familiar?

JPM: Pues mira, con mis hermanos nunca fuimos los más cercanos, pero siempre que nos vimos nos hemos dado mucho cariño, tú lo sabes, yo de mi parte les he dado amor a todos. Por ejemplo, hoy vamos a despedir las cenizas de mi papá y vamos a ir todos los hermanos. Y además mi hermano Diego está muy preocupado por todos estos chismes que han dicho, que si mi padre tiene una fortuna, que si nosotros estamos peleándola, él está muy preocupado, como yo también por nuestros hijos, que viven en México algunos, y que la gente piense, lamentablemente vivimos en un país muy dividido, donde hay mucha delincuencia y que personas piensen que mi padre o que la herencia de mi padre era enorme, donde realmente no existe ese dinero. Y nuestros hermanos hoy nos vamos a juntar, hoy nos vamos a abrazar, nos vamos a dar un beso, yo no he visto las cenizas de mi padre, para mí las cenizas no existen, porque mi padre está en mí, pero tengo que respetar las tradiciones de las religiones y ahí vamos a estar todos juntos, abrazándonos, porque nos llevamos bien.

BB: Hay un común denominador, que es el amor de todos a tu padre, me decías, desde Laura, tus hermanos y sus nietos.

JPM: Es que yo creo que cuando uno da el ejemplo a través de la vida, no tiene uno que decir nada, no tiene que haber un libro, no tiene que haber un estatuto, cuando uno da el ejemplo en vida lo deja uno para siempre.

BB: Pero entonces ninguno de los hermanos Manzanero está esperando que se abra un testamento, todo está ya entregado en vida.

JPM: No creo que nadie esté esperando nada, porque nos enseñaron a trabajar y espero que si algo hay en el testamento todo sea para Laura, porque ella es la que se ha entregado en vida y en alma hacia mi padre y ojalá le quede todo a ella, porque se lo merece, los otros, nuestros hermanos, nos ha dejado las ganas de trabajar y las ganas de amar y las ganas de vivir, y lo demás es lo de menos, no somos de esos hijos de famosos que se están peleando cosas que no, uno no se merece lo que no tiene y lo que no se ha ganado, punto.

BB: Por último, platícanos de la ceremonia para despedir a tu padre.

JPM: Nos vamos a juntar nada más nosotros, la esposa, nuestros hermanos, unas tías, vamos a estar ahí cerca de su casa, invité a unos amigos que es un trío que mi papá quiso mucho y vamos a cantar sus canciones favoritas, con las cenizas de mi jefe, cada quien lleva la comida que quiera, porque tampoco es así un banquete. Tenemos que estar muy felices y abrazarnos porque eso es lo que en una familia se hace cuando una persona trasciende, se abrazan, lo honran y lo celebran.