Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

Mayores de 18, RFC obligatorio

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
Bibiana Belsasso 
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Bibiana Belsasso

El Gobierno federal propone que, los mayores de 18 años, todos estén inscritos obligatoriamente en el Registro Federal de Contribuyentes para que en algún momento paguen impuestos y, sobretodo, que el SAT tenga prácticamente un registro de todos los mayores de 18 años en México.

Aproximadamente un millón 200 mil jóvenes entran al mercado laboral cada año y si se tienen el registro de cada uno de estos muchachos, se tendrán identificados a más contribuyentes.

La propuesta ha sido ya enviada a la Cámara de Diputados. En 2022, los jóvenes que ingresen a la mayoría de edad deberán inscribirse. Se trata de una de las propuestas de la iniciativa de la Miscelánea Fiscal del próximo año y que deberán analizar en el Congreso de la Unión.

Es una manera de que todos paguen impuestos y se tenga una base de datos que le permita al Gobierno mexicano conocer los ingresos que perciben los mexicanos y calcular los impuestos que deben pagar.

La Secretaría de Hacienda explicó que busca facilitar a los jóvenes la incorporación a la vida laboral y simplificar trámites para los que requieren esta clave como, por ejemplo, la emisión de la cédula profesional. Se les facilitará, pero también quedarán en el registro de Hacienda para siempre.

Con su incorporación al RFC, el SAT contará con una base de datos de futuros contribuyentes, lo que permitirá rastrear las actividades laborales y exigir que cumplan con sus obligaciones fiscales.

Incluso, con el rastreo, deberán aclarar de dónde proceden los depósitos que superen los 15 mil pesos y que lleguen a sus cuentas bancarias. Y el SAT podrá enviarles notificaciones a través del buzón tributario.

Todavía hay temas que no se especifican, como si estos jóvenes que no trabajan, pero reciben ingresos o transferencias, por ejemplo de sus padres porque son estudiantes, tendrán que presentar una declaración fiscal.

Para especialistas esta propuesta tiene como objetivo combatir la informalidad. Y es que al Gobierno federal en este momento le urge recaudar más impuestos. Ya de por sí la economía informal en México era alta, con la pandemia muchas más personas que perdieron sus empleos empezaron a trabajar en la informalidad.

Se debe a que, en 2020, hubo 31.3 millones de personas que se incorporaron a la economía informal, es decir no declararon impuestos y no declararon sus ingresos, lo que representó 52 por ciento de la población económicamente activa, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, ENOEN.

Mejora en control tributario

La propuesta permitirá también, aseguran expertos, que Hacienda ubique a más de 30 millones de mexicanos que trabajan en la informalidad.Foto: Cuartoscuro

Los analistas explican que la nueva medida podría generar cierta percepción de riesgo, para que las personas que empiecen a tener ingresos y así decidan pagar impuestos.

Actualmente, el artículo 27 del Código Fiscal de la Federación, CFF, no prevé la obligación de los ciudadanos mayores de edad de realizar la inscripción al Registro Federal de Contribuyentes. Con esta iniciativa, se propone añadir un párrafo a este artículo, específicamente para que las personas físicas de 18 años o más cuenten con el RFC.

Actualmente el padrón de contribuyentes activos registrados en México asciende a un total de 79.5 millones, de los cuales 2.2 millones son empresas, y de éstos, 12 mil son grandes contribuyentes.

Hay 77.2 millones en el rubro de personas físicas, y de ésos, 7.3 millones tienen actividad empresarial. Además, en el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) hay 3.4 millones de pequeños contribuyentes.

Incorporar a los jóvenes de 18 años al SAT implica gastos, pues la iniciativa requerirá de un gasto administrativo grande para la base de datos, que necesitará mantenimiento y seguridad.  Pero también para los jóvenes que no trabajan y que no saben presentar estas declaraciones, tendrán que contratar a alguien que les ayude a hacer en cero su declaración anual.

El SAT especifica que la inscripción de los jóvenes al RFC también tiene ventajas para ellos, pues hay personas que requieren de este trámite para su cédula profesional.

Desde este año, el SAT ha realizado diversas acciones para tener en la lupa a los contribuyentes.

En la Miscelánea 2021, con el fin de poder autentificar de manera correcta a todos los que están en el Régimen de Incorporación Fiscal RIF, modificó el Artículo Transitorio Cuadragésimo Segundo de la Resolución Miscelánea 2021, se obliga a todos los RIF mediante un calendario programado de tres meses a activar su Buzón Tributario con el fin de tener un medio de contacto al cual se le puedan informar sus derechos y obligaciones fiscales.

Además, se ha notificado a 1.8 millones de registros de contribuyentes del RIF sobre la vigencia de la contraseña para, en caso de no haber actividades económicas y fiscales, proceder a la inhabilitación de las contraseñas de accesos a los sistemas.

Ahora para 2022, además de incorporar a los jóvenes al SAT, tendrán que declarar si reciben más de 15 mil pesos en sus cuentas.

Esto ya existe en la Ley del Impuesto sobre la Renta, con la que se exigía a las instituciones financieras compartir esta información; sin embargo, la Miscelánea Fiscal 2021 concedía dos opciones: brindar los datos de forma mensual, a más tardar el 10 de cada mes; o hacerlo solo una vez al año, antes del 15 de febrero.

Ahora, el Ejecutivo quiere reformar ese párrafo para que los organismos bancarios estén obligados a presentar el reporte mensualmente ante el SAT.

De aprobarse el proyecto, a partir de 2022, los bancos deberán realizar un informe mensual en el que notifiquen al SAT los nuevos depósitos que recibió el contribuyente en su cuenta por más de 15 mil pesos. Pero solo facilitarán estos datos cuando el depósito se realice en efectivo, y no se tendrán en cuenta los pagos realizados por medio de cheques o transferencias electrónicas.

Es verdad, es altísimo el número de personas que trabajan en la informalidad y no pagan impuestos en nuestro país.

Ahora, si llega a pasar esta nueva propuesta, los jóvenes serán contribuyentes cautivos y se ampliará la recaudación fiscal.