Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

“Como mujeres, hemos dado forma a la historia del país”

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
Bibiana Belsasso 
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Bibiana Belsasso

La historiadora Isabel Revuelta Poo acaba de publicar su más reciente libro, Hijas de la Historia, las mujeres que construyeron a México. Con una investigación rigurosa, nos narra la vida e historia de diez de las mujeres que hicieron historia, desde el México prehispánico hasta el siglo XX.

Bibiana Belsasso (BB): Isabel, conocemos mucho, por ejemplo, de la Malintzin, que fue la intérprete que acompañó a Hernán Cortés, pero también metes en este México prehispánico a Tecuichpo, que es la hija de Moctezuma.

Isabel Revuelta Poo (IRP): Hablar de mujeres es visibilizar el hecho de que siempre hemos estado presentes en nuestra historia, hemos sido testigos, hemos dado forma a estos acontecimientos de la nación mexicana y, sobre todo, hemos entendido circunstancias y hemos entendido las épocas en las que nos ha tocado vivir, y estas diez mujeres lo han hecho así, tomaron decisiones, quizá no siempre con los mejores resultados en sus vidas personales, pero eso es trazar brecha, es enseñarnos a las mexicanas actuales que otras antes que nosotras tomaron decisiones, y éstas son las mujeres que yo he escogido por periodos históricos, de ninguna manera pretendo que sean todas, es solamente un muestreo pequeño, pero hay que visibilizarlas y hay que empezar por algunas. Yo invito a los lectores a que tengan curiosidad de conocer a todos estos personajes porque justamente a través de sus decisiones van tejiendo el hilo de nuestro devenir histórico.

BB: Y son mujeres que han podido sobrevivir porque se han readaptado, la Malintzin, Tecuichpo, La Güera Rodríguez, la propia Dolores del Río.

IRP: Claro, en constante cambio, y además han tenido que afrontar esas sociedades que no eran favorables en la mayoría de los casos. Pero fíjate, sin tener ojos del presentismo, porque no se trata de un libro de empoderamiento de este discurso actual, ellas tenían el poder de la elección, siempre es lo que se ha tenido y a mí me gusta enfatizar en este libro, que tomaron sus decisiones porque ya tenían ese poder, otras no, miles de otras no lo hicieron, ellas sí, por eso es importante visibilizarlas. En el caso de Isabel Moctezuma es un personaje que es desconocido, se ha hablado mucho actualmente de ella, pero no se conoce a esta mujer que nació en un mundo, y se readapta a otro con su misma piel, y así como los vestigios de la antigua Tenochtitlán sirvieron de basamento para la nueva ciudad, para lo que somos, así con los vestigios de su anterior vida, Tecuichpo encarnó a Isabel Moctezuma, se adaptó convirtiéndose en una dama novohispana, encomendera, poderosa, y que supo transitar de un lugar a otro, en ella encarna el mismísimo sincretismo cultural y el mestizaje. Ésa es nuestra historia.

BB: Siendo hija del gran Moctezuma, Isabel Moctezuma logra incorporarse a una nueva vida.

IRP: Ve la decisión que toma, se adhiere al régimen legal, al nuevo régimen legal y se pone por encima de muchos, lo podemos ver porque es la encomendera poderosa, se vuelve una mujer poderosa amparada por este nuevo sistema legal, que incluso tiene muchos indígenas en esos pueblos como sus vasallos, ella es reconocida por un sistema legal nuevo, por la corona española, como una mujer noble y le reconocen el linaje del emperador Moctezuma. Entonces, en ese sentido hay que entender que supo leer los nuevos tiempos.

La experta Isabel Revuelta Poo, en imagen de archivo.Foto: Especial

BB: La Güera Rodríguez es otro personaje del libro. Aseguras que la historia ha sido muy injusta con ella.

IRP: Muy injusta, porque la ponen que por guapa llega, que obviamente por razones de que era una mujer ligera de moral. Nada más lejos de eso. Sufrió en carne propia un matrimonio abusivo, se defiende públicamente de ello, eso es poder, eso es poner un límite, eso es hacer oír tu voz, no necesitamos ponerle adjetivos actuales, basta revisar su vida, la vida de la verdadera mujer, para darte cuenta de que tomó decisiones desde el poder de la mujer, no siempre... imagínate, en un ámbito nada favorable a las mujeres y, sin embargo, lo hace; también se adhiere a un grupo que representa sus intereses, es normal, al grupo de los criollos, porque ésos son los mexicanos que después de 300 años ya se sentían pertenecientes a este lugar. Entonces, con sus acciones toman partido, son mujeres que, por sus creencias, incluso llegan a arriesgar sus propias vidas.

BB: Antonieta Rivas Mercado, otra mujer en estas biografías.

IRP: Lo que sucede con Antonieta es quererla minimizar, porque se suicida, y decimos que fue por amor. Yo invito, de verdad, a leer la vida de esta mujer, porque lo que más importa es su calidad de escritora, desafortunadamente, y vuelvo a las decisiones, ella toma la decisión de terminar con su vida porque no se sentía que formaba parte de este mundo, no encontraba su lugar, era una mujer que además de promotora cultural, era una brillantísima escritora en ciernes. Se atreven a decir las nuevas investigaciones que, a la altura de los contemporáneos, de esos contemporáneos a los que ella apoyó, pero el mundo privado y la sociedad a la que pertenecía, incluso su familia, no se lo permiten, no pudo divorciarse libremente sin perder a su hijo. Todo eso la marca, desafortunadamente, y la hace tomar decisiones, pero leerla solamente por el hecho de su suicidio es desaprovechar a una mujer que toma su vida en sus manos para dedicarse a lo que más creía, que era la cultura, el arte, le venía de las venas por el padre que tuvo, y si ella hubiese nacido en otra época hubiera sido una mujer plena, exitosa, poderosa, y se hubiera dedicado a dar rienda suelta a ese talento que sí tenía.

Hablar de mujeres es visibilizar el hecho de que siempre hemos estado presentes en nuestra historia, hemos sido testigos, hemos dado forma a estos acontecimientos de la nación mexicana y, sobre todo, hemos entendido las épocas en las que nos ha tocado vivir

BB: Concepción Lombardo de Miramón.

IRP: Es una historia, el siglo XIX mexicano es justo ese tratar de encontrarnos los mexicanos, cómo nos íbamos a organizar como país, costó muchísima sangre, ríos de sangre, muchas décadas de atraso, fue realmente difícil llegar a esa República Restaurada en 1867, pero para entender y valorar lo que tenemos como la patria que heredamos de esa lucha, hay que entender contra qué se luchó, contra qué pensamiento, quiénes eran los que estaban oponiéndose justamente a las ideas de Juárez, y uno de ellos es Miguel Miramón y su esposa, que no está en el libro por ser esposa de él, sino por ser Concepción Lombardo, una mujer que abraza también las ideas de un México que ella creía correcto, que ella creía más viable, abraza hasta las últimas consecuencias, ella y su esposo, del México que creían el que debía de ser, hay que entender a los otros para comprender contra quiénes luchaban los que ganaron. Por eso es que la voz de Concha Miramón me parecía importantísima, entender a esos otros mexicanos que, quizá, no justifico, por supuesto que no, la invasión del archiduque Maximiliano, pero ellos buscaban otra forma de gobierno, al final son malentendidos, Miramón y Concha, porque ellos lo que querían era un gobierno, digamos, con la religión que ellos profesaban, un gobierno centralista, y desafortunadamente Miramón quedó entre las muy malas decisiones que tomó y al lado de un archiduque que incluso cuando estaba en el poder, los destierran, pero las circunstancias de Miramón lo hacen terminar fusilado y del lado equivocado de la historia. Ella arrastró con esa decisión, pero ella es hija también de un grandísimo personaje, incluso forma parte de la firma del Acta de Independencia, el padre estuvo en esos procesos históricos, pero ellos siempre creyendo en un México que no gana, hay que entender esas voces también.

BB: ¿Cómo fue el proceso para hacer este libro?

IRP: Fue un proceso largo, dos años y medio, pero con la tranquilidad de que es un trabajo de divulgación, meticulosamente cuidado en el aspecto historiográfico, una investigación que, además, para mí fue un goce absoluto, leer tanto y de tantas. Ojalá levante yo esa curiosidad en nuestro público y se animen a conocer más de estas mujeres de carne y hueso que han construido México.

Hijas de la Historia
Hijas de la Historia
  • Autora: Isabel Revuelta Poo
  • Editorial: Planeta
  • Costo: 348 pesos