Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

Una nueva realidad

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
Bibiana Belsasso
Por:
  • Bibiana Belsasso

El día de ayer, México vivió la jornada electoral más grande en su historia, la violencia fue una constante en estos comicios y el crimen organizado estuvo muy presente.

Terminamos la campaña electoral con más de 90 políticos asesinados, 278 sufrieron amenazas, 53 colaboradores de candidatos padecieron agresiones, 46 candidatos fueron víctimas de robo y 40 fueron secuestrados. Otros seis fueron víctimas de tentativa de secuestro y 36 sufrieron ataques contra sus familiares.

Apenas un día antes de la jornada electoral, un grupo armado secuestró a José Alberto Salas Beltrán, secretario de Organización del Comité Directivo del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Sinaloa. La propia dirigencia del partido lo confirmó.

Imagínese usted a un operador político que va a trabajar justo la elección secuestrado por un comando armado. En un estado donde existe hegemonía de un cártel, el de Sinaloa.  

Aunque las autoridades de seguridad estatales no se han pronunciado al respecto, trasciende que José Alberto Salas Beltrán habría sido plagiado la madrugada de este sábado por un grupo armado en Culiacán, quienes presuntamente lo sustrajeron de su propia casa, en el fraccionamiento Colinas del Rey.

Ayer se suspendió en 11 casillas la votación por actos de violencia, uno de éstos ocurrió contra el abogado Juan Luis Duarte Reyes, alias Tony Duarte, presuntamente vinculado con el Cártel de Sinaloa, fue asesinado con varios impactos de bala tras una agresión armada en un estacionamiento del centro de Guadalajara, justo a espaldas de una casilla, por lo que se interrumpió la operación de la jornada electoral.

La agresión fue perpetrada por un comando armado al interior de un estacionamiento que se ubica en la calle Herrera y Cairo, entre Alcalde y Liceo, expuso el fiscal, Gerardo Octavio Solís Gómez, “uno de los testigos que se encuentra en el lugar es sobrino de la persona fallecida, y al menos, por sus características físicas y de esta entrevista preliminar, refieren que se trata de dicho abogado”.

En las casillas de Coronango y Ocoyucan, Puebla, se registraron detonaciones de arma de fuego sin que hubiera lesionados, así lo confirmó el titular del Instituto Electoral del Estado (IEE) de Puebla, Miguel Ángel García Onofre. Las votaciones se suspendieron momentáneamente. Hubo detenidos.

Después de las 15:00 horas, un grupo de simpatizantes de Morena ingresó al balneario natural de Santiago Laollaga que las autoridades habían habilitado para la recepción de votos, destrozaron lo que pudieron y se apoderaron de las urnas y huyeron disparando. Por esto hay dos personas detenidas.

En Moroleón, Guanajuato, hombres armados ingresaron a la casa de campaña de Jorge Ortiz Ortega, candidato del Partido Acción Nacional (PAN) a diputado local por el Distrito XX y presidente municipal de Moroleón con licencia.

El grupo armado disparó, lesionó a un hombre y agredió a una mujer. También se llevaron celulares y otras pertenencias de quienes se encontraban en el domicilio.

Una cabeza humana fue arrojada a una casilla en Tijuana por un hombre que huyó a pie. Esto en la calle Hacienda Las Palmeras en la colonia Terrazas del Valle, en la zona este de la ciudad fronteriza.

En la Ciudad de México, la Fiscalía de Justicia investiga el asesinato del conductor de una camioneta que transportaba propaganda política de Virgilio Mendoza, candidato del PVEM a la gubernatura de Colima. Ocurrió afuera de la estación del Metro Observatorio. La víctima estaba sobre calle Sur 122, a la altura de Río Tacubaya, colonia Acueducto, alcaldía Álvaro Obregón, donde tripulantes de un vehículo se le emparejaron y le dispararon.

Violencia política

La candidata de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Moroleón, Alma Rosa Barragán, fue asesinada a balazos cuando estaba en un mitin el pasado 26 de mayo.Foto: Cuartoscuro

Y éstas no son ni remotamente las únicas agresiones en la jornada electoral.

Debo decir que con la violencia que vivimos en estos últimos dos meses, se esperaba que esta jornada fuera infinitamente más trágica. En los meses anteriores, el crimen organizado se fue apoderando de ciertas zonas del país. Ellos decidieron a quién mataban.

Pero la ciudadanía es mucho más fuerte que estos sujetos y salió a votar.

Se instalaron en el país 162 mil 129 casillas, lo que significó el 99.99 por ciento; sólo 30 que no se instaló por hechos de violencia.

Más de un millón 460 mil funcionarios de casillas aceptaron participar para dirigir la elección que se consideró histórica para ser intermedia.

Es verdad, esta elección se desarrolló con violencia y con infiltraciones del narcotráfico. Un narcotráfico que intenta todos los días ganar espacios de poder.

Pero a pesar de esto, los mexicanos son fuertes y se defendió la democracia. Una elección que se fue cerrando conforme pasaban los días, una elección en donde ha sido imposible definir resultados en algunos estados.

Los ciudadanos están preocupados por la violencia y por el poder absoluto de un partido.

Salieron a votar como pocas veces en una elección intermedia, los que viven en el país y fuera. Más de 17 mil connacionales emitieron su voto.

Hoy también empezará un proceso, donde muchos de los que no ganaron tratarán de impugnar y judicializar la elección. Serán días donde continuará la tensión. De acusaciones de fraude.

Pero a pesar de todo, México ha ganado, ha ejercido su derecho al voto y a la democracia y Morena, que hace apenas 2 meses pensaba que se llevaría carro completo nuevamente se enfrenta a una nueva realidad.